En las dos últimas sesiones, NH Hotel ha cortado la hemorragia en Bolsa que entre el 8 y el 11 de agosto provocó la mayor corrección del año en la cotización, de un 6.5 por ciento. La caída, desde los máximos de año, fue aprovechada por el presidente no ejecutivo de la cadena hotelera para comprar acciones. Una exhibición de confianza en la compañía, que recupera el pulso en el parque.

El lunes, la acción ganó un 2.21% (su mayor subida de este mes) y este martes ha consolidado la reacción con otra ganancia suave del 0.35 por ciento. Un doble avance que hace buenas las compras de títulos de Alfredo Fernández Agras, que en plena caída adquirió 50,000 acciones de su compañía a precios siempre alrededor de los 5.4 euros por acción. Este martes, NH ha cerrado en los 5.55 euros.

Tras las dos últimas subidas, NH recupera los niveles previos a la presentación de los resultados del primer semestre del año. El grupo ganó un 21.3% menos respecto al mismo período del año pasado, cuando obtuvo importantes plusvalías por las operaciones de rotación de activos.

No obstante, los ingresos totales crecieron cerca de un 7% hasta los 764 millones de euros mientras que el resultado bruto de explotación creció un 41% por encima del listón de los 100 millones de euros. La otra gran cifra positiva es que la deuda se redujo hasta los 726 millones de euros.

En lo que va de año, la acción de NH se ha revalorizado un 45% y el valor en Bolsa se sitúa muy cerca ya de los 2,000 millones de euros. Tras el gran rally de este año, la acción se encuentra a niveles bastante próximos a los máximos de los últimos cinco años, fijados en julio de 2015 en los 5.90 euros. Los analistas otorgan al valor un nivel superior, de 6.10 euros, que supone un potencial alcista del 10% desde los niveles actuales.

estrategias@eleconomista.mx