En Europa, el barril del Brent del Mar del Norte se cotizó a 81.20 dólares al cierre de la jornada de ayer, registrando una ganancia de 71 centavos respecto del cierre previo, en línea con el desempeño positivo de la actividad bursátil.

Mientras el crudo dulce, el West Texas Intermediate (WTI), se deslizó 72 centavos a 75.65 dólares el barril, extendiendo las bajas del martes.

Ayer el Departamento de Energía, de Estados Unidos, informó que estima que las reservas de petróleo estadounidense se incrementaron en 1.9 millones de barriles.

En el mercado accionario, los títulos de las empresas petroleras tuvieron un comportamiento mixto.

Las acciones de las dos firmas petroleras más importantes de Estados Unidos, Exxon Mobil y Chevron, avanzaron 0.71 y 0.45%, respectivamente.

En la Bolsa de España, los valores de Repsol subieron 1.60% a 17.43 euros, mientras en la plaza francesa, las acciones de Total repuntaron 0.38% a 40.09 euros.

Las pérdidas fueron lideradas por British Petroleum (BP), que en la Bolsa de Inglaterra retrocedieron 0.71% a 538.50 peniques, seguidas por las de Royal Dutch Shell que cayeron 0.29% a 1,860 peniques.

En el mercado los analistas estiman que la caída de las acciones de BP ha reducido el valor de la compañía en más de 30,000 millones de dólares, excediendo por mucho las peores estimaciones del costo del derrame y reflejando la incertidumbre sobre cuál será el resultado de la catástrofe, con una situación variable y sin precedentes.

Contrastes

En lo que va del año, el precio del WTI cae 4.7%, mientras el Brent repunta en una proporción cercana de 4.2 por ciento.

En tanto, las más castigadas son las firmas europeas Total y BP con caídas de 10.9 y 10.3%, respectivamente.

asaavedra@eleconomista.com.mx