La mezcla mexicana de exportación registra ganancia de 31.01% en lo que va de este año, al pasar de un precio de 44.69 a 58.55 dólares por barril, repunte que no se observaba al comienzo de un año en casi una década.

La mayor ganancia observada de la mezcla mexicana, con respecto a otros marcadores como el estadounidense West Texas Intermediate (WTI) o el europeo Brent del Mar del Norte, resulta básicamente del incremento en el precio del crudo pesado de México, tras la caída en la producción de ese hidrocarburo por parte de países como Venezuela e Irán.

La composición del crudo mexicano parte de: Maya (el más pesado y el que más se vende), Olmeca (super ligero) e Istmo (ligero).

De estos tres, el Maya con densidad de 22 grados API (medida de densidad que, en comparación con el agua a temperaturas iguales, precisa cuán pesado o liviano es el petróleo) y 3.3% en contenido de azufre.

El Istmo es ligero con 33.6 grados API, y contenido de azufre de 1.3 por ciento. El Olmeca es superligeroy tiene una densidad de 39.3 grados API y 0.8% de azufre.

Bajo este escenario, el precio de la mezcla mexicana de exportación , que actualmente cotiza en 58.55 dólares el barril, supera incluso al del crudo estadounidense WTI que se comecializa en 56.06 dólares el barril.

Sanciones a Irán y Venezuela

La analista del Sector de Energía de Banco Base, Ana Azuara, dijo que uno de los principales componentes de la mezcla mexicana es el crudo pesado, por ello, tras la reducción en el bombeo por parte de Venezuela e Irán por las sanciones impuestas por Estados Unidos, el precio de este tipo de petróleo tendió a subir.

La especialista mencionó que el repunte del precio internacional del petróleo observado en las últimas semanas se explica por la expectativa de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, encabezados por Rusia, están cumpliendo su promesa de reducir de manera significativa su producción petrolera.

Precios del petróleo, en su mejor nivel del año

Los precios internacionales del petróleo llevan cinco días consecutivos de ganancias. En ese periodo, el referencial estadounidense, West Texas Intermediate (WTI), presenta  una ganancia de 7%, mientras que el europeo Brent del mmar del Norte ha rendido 8 por ciento.

Incluso, en lo que va del año, el WTI reporta un aumento de 23.45%, a 56.06 dólares por barril, su mejor ganancia en los últimos nueve años.

Con relación al petróleo Brent del Mar del Norte, éste registra un crecimiento en su precio de 23.44% en el lapso de seis semanas, luego de cambiar de una cotización de 53.80 dólares a 66.41 dólares por barril.

La analista del sector energético de Banco Base, Ana Azuara, dijo en entrevista que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) publicó la semana pasada que disminuyó su producción de crudo en 797,000 barriles diarios, a 30.81 millones de barriles diarios, durante el primer mes de este año.

La expectativa de una menor oferta global fue reforzada por los comentarios de Alexander Novak, ministro de Energía ruso, quien aseguró que su país aceleraría los recortes de producción a 9.8 millones de barriles diarios en marzo.

Relación EU-China

El especialista de mercado de commodities de Banorte, Santiago Leal, comentó que otro de los factores que explicaron el repunte del precio internacional del petróleo fue la percepción de los participantes del mercado de que Estados Unidos y China podrían llegar a un acuerdo y evitar seguir con la guerra comercial.

El analista advirtió que, desde el punto de vista del análisis técnico, el Brent superó el nivel de resistencia de 66 dólares por barril, por lo que el siguiente precio objetivo se ubicaría en 70 dólares por barril.

Sigue subiendo

Ayer, los precios del petróleo subieron por quinto día seguido y se encaminan a su mejor primer trimestre en ocho años, gracias a una mayor creencia entre los inversionistas de que los recortes de suministros de la OPEP evitarán una acumulación de combustible no utilizado.

Sin embargo, las preocupaciones sobre la economía de China contuvieron las ganancias.

Los futuros del crudo Brent ganaron 16 centavos, a 66.41 dólares por barril, tras tocar un máximo para el año de 66.83 dólares. Los futuros del WTI , en tanto, avanzaron 47 centavos, o 0.85%, a 56.06 dólares por barril.

El mercado en Estados Unidos permaneció cerrado por un feriado local.

Las refinerías de todo el mundo están debiendo pagar más para asegurarse suministros de crudos amargos medianos y pesados producidos por Irán y Venezuela. Ambos países sufren sanciones económicas impuestas por Estados Unidos.

Las firmas de energía estadounidenses elevaron la semana pasada el número de plataformas de perforación en tres a un total de 857 pozos activos, informó el viernes la firma de servicios de energía Baker Hughes. (Ricardo Jiménez con información de agencias)