Un incremento en los precios del acero en China ayudó a impulsar al zinc y al níquel, aunque un dólar más fuerte encarecía los metales.

En tanto, el cobre cayó levemente después de que un estado de India ordenó el cierre permanente de la segunda mayor fundición de cobre del país, que produce más de 400,000 toneladas anuales.

China es el mayor productor mundial de acero y una recuperación en la actividad de la construcción ayudó a un avance en los precios, generando un aumento de 15% en el acero corrugado  desde fines de marzo.

El níquel referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cerró la sesión con un alza de 0.9%, a 14,950 dólares la tonelada, alcanzando ganancias de casi 10% desde inicios de mayo. El contrato en la Bolsa de Futuros de Shanghai alcanzó máximos de tres años el martes.

El zinc aumentó 1.3% a 3,089 dólares la tonelada. El metal ha caído 14% desde un máximo de 10.5 años  en febrero, pero se espera que la tendencia bajista haya terminado, lo que podría generar compras técnicas.

Las existencias de zinc disponible en almacenes registradas de la LME bajaron 9.2%, a 195,325 toneladas, lo que sugiere ajuste en el mercado. No obstante, los inventarios están lejos del mínimo de 139,450 toneladas alcanzando en abril.

El cobre retrocedió 0.4%, a 6,859 dólares la tonelada, afectado por el cierre de la segunda mayor fundición de India.