El aumento en los precios de sus productos, la reducción de costos y la eficiencia en gastos fueron la mezcla que llevó a Cementos Mexicanos (Cemex) a reportar la mayor ganancia desde hace ocho años, por 286 millones de dólares durante el tercer trimestre del año respecto del mismo periodo del 2015.

Este resultado refleja que la utilidad neta de la participación controladora logró recuperarse de la pérdida de 44 millones de dólares registrada en el mismo periodo del año anterior y conservó una tendencia positiva por cuatro trimestres consecutivos.

Respecto de las ventas netas consolidadas, de julio a septiembre pasados registró una reducción de 3,579 millones de dólares, equivalente a una caída de 2%, no obstante, al descontar el efecto de la fluctuación cambiaria significó un crecimiento de 4% contra los mismos meses del 2015.

El avance, precisó Cemex en su reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), fue consecuencia de mejores precios de sus productos cemento, concreto y agregados en la mayoría de sus operaciones y en moneda local así como más volúmenes de venta en México, Europa, Medio Oriente y África.

En tanto, que la estrategia de reducción de costos y menores precios de energía impulsaron el crecimiento de su flujo operativo (EBITDA), al reportar un avance de 15% o de 22% de forma comparable para las operaciones ajustadas por fluctuaciones cambiarias.

En conferencia con analistas, el director general de la cementera, reiteró que durante este año el EBITDA se expandió 17% en términos comparables y ha sido el más alto logrado en una década.

En México las ventas netas aumentaron 25% y el flujo de operación creció 40% en términos comparables. En Estados Unidos las ventas netas alcanzaron 1,065 millones de dólares, sin cambio en términos comparables respecto del mismo periodo del 2015. El EBITDA aumentó 13 por ciento.

Reduce deuda

Fernando González dijo que en el periodo continuaron con su estrategia para mejorar el perfil de vencimiento de deuda, la cual se ubica con una vida promedio de 5.3 años, fortalecer su estructura de capital.

Bajo estas iniciativas, la empresa logró reducir 882 millones de dólares a su deuda y cerrar septiembre con un apalancamiento de 13,523 millones de dólares, excluyendo notas perpetuas. Este avance representa una disminución de 11% en comparación con el mismo mes del 2015.

González Olivieri explicó que ajustaron su plan de este año para recuperar su grado de inversión. Buscarán reducir 500 millones de dólares a su deuda, para llegar a un objetivo de 2,000 a 2,500 millones de dólares para este año. En lo que va del 2016 han reducido 1,400 millones de dólares.

Además, buscará invertir 700 millones de dólares y disminuir costos y gastos por 670 millones de dólares.

Ahora Cemex está en buena posición para retomar el crecimiento sostenible y seguir construyendo un mejor futuro , refirió el directivo en su cuenta de Twitter.

judith.santiago@eleconomista.mx