En el acumulado del año, las ventas totales de la ANTAD han crecido 10.1%, mientras que las ventas mismas tiendas acumulan un avance de 6.5%. Estas cifras están por arriba del estimado original de la ANTAD, que contemplaba un crecimiento de 6.3% en las ventas totales y una baja de 2.3% en ventas mismas tiendas.

Para que estos estimados no se cumplieran tendría que haber una baja considerable en las ventas mismas tiendas en los últimos meses del año y una desaceleración importante en ventas totales, situación que no consideramos factible.

Las ventas durante este mes resultan por debajo de las expectativas de mercado, que esperaban un alza de 6.7% en ventas mismas tiendas. En parte, el resultado es afectado a la baja porque en noviembre del año pasado se empezó a dar una incipiente recuperación del consumo, pero que aumenta la base de comparación.

Durante el año, las ventas de la ANTAD han tenido un desempeño superior a lo originalmente estimado. La confianza del consumidor ha mejorado, logrando mantenerse por encima de 90 puntos, y esto se ha reflejado en un mayor nivel de ventas en las principales tiendas del país. El poder adquisitivo de los consumidores se ha incrementado, a la par de que han logrado desapalancarse a lo largo del año.

Durante noviembre se lleva a cabo el Buen Fin y durante los años anteriores los consumidores limitaban sus decisiones de compra a lo largo del año debido a un menor poder adquisitivo, enfocando todos sus esfuerzos en la venta del Buen Fin en donde las mensualidades sin intereses permitían realizar un mayor nivel de compra. Sin embargo, el consumo en este año se ha distribuido de manera más uniforme.

No consideramos que la ligera desaceleración en ventas durante este mes se deba a un peor desempeño del consumidor, sino a efectos comparativos, y no creemos que se inicie una tendencia de desaceleración.

Durante noviembre, las ventas totales de las tiendas de autoservicio crecieron 6.9%, mientras que las ventas mismas tiendas aumentaron 4.6 por ciento. Asimismo, se tuvo cierta desaceleración con respecto a la fuerte tendencia al alza que se ha tenido en el año. No consideramos que este dato indique un cambio de tendencia.

Parte del efecto obedece a las ventas del Buen Fin en donde se llevan a cabo fuertes descuentos que afectan al ticket promedio de compra.

El sector de abarrotes enfrentará una reconfiguración con la compra de las tiendas de Comercial Mexicana por parte de Soriana en donde se logra una empresa que se acerca más a la operación de Walmart. Ante esto, podremos seguir viendo fuertes reducciones de precios que busquen aumentar la cantidad demandada por parte del consumidor.

Las ventas totales de tiendas departamentales tuvieron un crecimiento de 13.8% y las ventas mismas tiendas de 9.2% durante noviembre del 2015. El alza en este tipo de tiendas sigue siendo la mayor en el sector.

Durante los últimos meses del año las ventas de las tiendas departamentales se ven muy favorecidas por el tipo de mercancía que ofrecen, así como los atractivos descuentos y promociones que se ofrecen. Los servicios post venta siguen siendo muy favorables para los clientes y generan un mayor tráfico de clientes.

Después de que el sector comercio padeció una afectación muy seria a raíz de la Reforma Fiscal que entró en vigor en enero del 2014, gradualmente se va reestableciendo. Esperamos que durante el 2016 se mantenga un dinamismo relativo en esta industria que no obstante podría ser afectada por un traspaso del tipo de cambio a la inflación, lo que podría afectar el poder adquisitivo de las familias y el efecto que el mismo tipo de cambio tiene sobre la confianza del consumidor.

*Cristina Morales es analista bursátil sénior de Signum Research.

[email protected]