Infraestructura Energética Nova (IEnova) propondrá a sus accionistas, el 28 de junio, lanzar una Oferta Pública de Adquisición (OPA) por las acciones que aun tiene flotando en el mercado, para llevar a cabo el desliste de sus acciones de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En la reunión se presentará “la propuesta para solicitar la cancelación de la inscripción de las acciones representativas del capital social de la Sociedad en el Registro Nacional de Valores a cargo de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; y la consecuente cancelación de su listado en la Bolsa Mexicana de Valores”, dice el anuncio.

Actualmente, el público inversionista tiene cerca de 3.6% de los títulos de la emisora, los cuales son cerca de 1,452.3 millones de acciones flotando en el mercado. Cada papel cotiza en 80.64 pesos.

“Para poder deslistarse de la BMV, IEnova tendría que realizar una OPA por las acciones restantes que tiene en el mercado y que estará sujeta a la aprobación de la asamblea de accionistas. No será mucho más atractiva que la oferta de adquisición que realizó Sempra (para tener el control de IEnova), dada las condiciones del mercado y la baja bursatilidad que tiene”, explicó Brian Rodríguez, analista de Monex Casa de Bolsa.

La salida de IEnova de la BMV se da luego de que su matriz, la  estadounidense Sempra Energy (SRE), tomó el control, al aumentar su participación a 96.4% desde 70.2% que poseía antes de la OPA que lanzó en abril pasado.

Mientras que SRE, que invierte, desarrolla y opera infraestructura energética en Norteamérica, listó sus acciones en la BMV.

De hecho, anunció que pagará el próximo 15 de julio un dividendo trimestral de 1.10 dólares por cada acción común de la empresa.

Dijo que el consejo de administración acordó entregar un dividendo de 1.6875 dólares por cada acción preferente de conversión obligatoria de 6.75% serie B de la empresa.

judith.santiago@eleconomista.mx