La estrategia de Grupo FAMSA para los siguientes meses es muy sencilla: seguir reduciendo su nivel de deuda, al mismo tiempo que elevan su captación bancaria, para que éste siga siendo su principal fuente de fondeo y de esa manera no tengan que recurrir a los mercados por recursos.

Abelardo García Lozano, director de Finanzas de la empresa, dijo que incluso la captación bancaria de Banco FAMSA, el brazo financiero del grupo, ya alcanza al primer trimestre del 2018 cerca de 75% del monto total de financiamiento de la compañía.

En entrevista telefónica desde Monterrey, Nuevo León, el directivo indicó que por el momento “no estamos pensando colocar más deuda en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Por el contrario, estamos fortaleciendo las operaciones de nuestro banco, que hasta ahora ha sido suficiente la capacidad de fondeo a través de las ventanillas bancarias”.

Afirmó, sin embargo, que asistir al mercado de deuda de la BMV “sigue siendo una posibilidad pero por el momento está descartada”.

En cuanto a la captación bancaria, ésta creció 18% entre el 31 de marzo del 2017 y el mismo periodo de este año a 26,286 millones de pesos.

Año de retos

García señaló que dentro de su disciplina financiera que empezó desde el 2016 está el crecimiento orgánico y prudente de la compañía. Incluso, comentó, dentro del presupuesto 2018 no se considera la apertura de tiendas. Sin embargo, explicó, “retomaremos el crecimiento de tiendas a partir del 2019, inaugurando pocas pero muy puntuales”.

Al término del primer trimestre del año, la deuda de Grupo FAMSA ascendió a 8,595 millones de pesos, esto es una disminución de 4.8% con respecto al mismo periodo del año pasado.

Para el encargado de las finanzas de FAMSA, un año como éste representa muchos retos, pero trae una mayor derrama económica. “Eso ha sucedido en otros años electorales. Además, es año de Copa del Mundo de Futbol, donde la gente gasta más, principalmente en aparatos electrónicos. Seguramente eso se reflejará en los resultados del segundo trimestre”, dijo.

Además, García espera que para el segundo semestre del año, independientemente de quién gane el proceso electoral del 1 de julio próximo, continúe el dinamismo en el consumo a nivel nacional y por ende tenga buenos trimestres para la compañía, sobre todo en su operación en México, que representa 92% de su negocio.

Hablando sobre el negocio en el país, el entrevistado dijo que “tuvimos un trimestre importante debido a factores como el dinamismo que mostró el consumo en el país, pero lo más importante fueron las acciones que implementamos en la compañía para fortalecer nuestra oferta y darle valor a los accionistas, pero también a los clientes”.

Reestructuración

El directivo comentó que el primer trimestre del año fue “muy bueno para el grupo”. De hecho, desde el cuarto trimestre del año pasado la operación de la empresa empezó a tomar un dinamismo importante en México.

Entre enero y marzo de este año, las ventas en México crecieron 16.8% comparado con el mismo periodo del año pasado.

Agregó que Banco FAMSA también tuvo buenos resultados en el primer trimestre. Alrededor de 80% de las ventas de FAMSA son a crédito, a través del banco.

Para García, México es, sin lugar a dudas, la operación más importante para la emisora de la Bolsa Mexicana de Valores.

Por el contrario, el mercado de Estados Unidos cada vez se hace más pequeño. Representa apenas 8% del total del negocio de la regiomontana y pasó de 26 tiendas en el 2016, a 22 establecimientos el año pasado.

De hecho, en el primer trimestre de este año las ventas totales en pesos en Estados Unidos cayeron 18.5%, pero en dólares “que es como se debe medir la operación estadounidense, bajaron 7.5%, y las ventas de las unidades con más de un año en operación descendieron 1.9% comparado con el primer trimestre del 2017”, dijo.

El entrevistado explicó que la operación en Estados Unidos ha sido afectada, principalmente desde que asumió la Presidencia de ese país Donald Trump, en el 2017, “por el tema migratorio”.

En ese sentido, explicó que siendo su mercado en Estados Unidos el de la población hispana, mucha gente se ha vuelto más cautelosa de actuar, sobre todo por el miedo a ser deportados y han dejado de asistir a las tiendas.

Además, indicó, “hemos tenido que ajustarnos a la nueva realidad del negocio donde nos enfrentamos incluso a una población hispana de tercera generación que ya no habla español”.

Por eso, Grupo FAMSA se encuentra desde el 2017 implementando acciones para buscar participar en ese mercado”, comentó.

“Son personas —dijo— que ya no hablan español, o lo hablan muy poco, por lo que FAMSA busca su atención con publicidad en inglés. Desde el año pasado comenzamos con esa estrategia y ya se empiezan a ver resultados”. Sobre el futuro, García es optimista y confía en que “sin importar quién gane la elección del 1 de julio”, el dinamismo de la economía continuará.

Ventas de FAMSA suman $4,043 millones en primer trimestre del 2018

Durante el primer trimestre de este año, las Ventas Netas de Famsa México sobresalieron al registrar un alza de 16.8% año con año, sumando 4,043 millones de pesos.

El dinamismo generalizado en ventas a crédito de sus categorías  de bienes duraderos, así como el otorgamiento de créditos personales con descuento vía nómina contribuyeron  en gran medida.

De igual forma, Banco Famsa continúa impulsando la captación, la cual creció durante el primer trimestre del 2018 en 21.3% año a año, representando poco más de 75% del fondeo de la compañía.

Por su parte, el índice de morosidad de Banco FAMSA se mantuvo estable, ubicándose en 8.4% al 31 de marzo del 2018, derivado de la calidad en la originación de créditos al consumo, alcanzando al cierre del periodo una participación de 64.3% en clientes pertenecientes a la economía formal.

Entre enero y marzo de este año, las Ventas de Famsa USA retrocedieron 7.5% en dólares año a año, afectadas por la presión migratoria entre la población hispana en Estados Unidos.

Grupo FAMSA espera que las estrategias implementadas durante el 2017, de la mano con las iniciativas que planteó para el 2018, abonarán a un mejor desempeño de esta unidad de negocio hacia el segundo semestre del año. Durante el primer trimestre, el frente comercial mostró un notable fortalecimiento, principalmente impulsado por la oportuna aplicación de las iniciativas estratégicas, la eficacia del canal de cambaceo y la simplificación de la originación de créditos al consumo. (Con información de Redacción)

diego.ayala@eleconomista.mx