Chevron informó este viernes su mayor utilidad en seis trimestres y se sumó a una estampida de la industria petrolera para compensar a los inversores con recompras de acciones, ya que el repunte de los precios del crudo llevó las ganancias y el flujo de caja a niveles prepandémicos.

El petróleo y el gas se cotizan cerca de máximos de varios años, ya que el consumo de combustible ha borrado las pérdidas provocadas por la pandemia y el gas natural se ha disparado por la demanda climática.

La decisión de la OPEP de llevar las restricciones a la producción hasta el próximo año ha mantenido el precio del crudo por encima de 70 dólares por barril.

La compañía recortó su pronóstico anual de gasto de capital. En alrededor de 13,000 millones de dólares, ahora está por debajo de lo que gastó el año pasado. Anteriormente había presupuestado entre 14,000 millones y 16,000 millones de dólares al año en gastos de capital hasta 2025.

El año pasado, Chevron redujo los gastos para permitir que las ganancias fluyeran por encima de los 50 dólares el barril.

Los costos más bajos y el aumento de precios generaron el flujo de efectivo más elevado en dos años, lo que permitió a la empresa reducir deudas y reanudar las recompras de acciones, dijeron ejecutivos.

Las recompras de acciones se reanudarán este trimestre a una tasa anual de entre 2,000 millones y 3,000 millones de dólares, dijo el presidente ejecutivo Michael Wirth, aproximadamente la mitad de la tasa anual que había planeado.

Las acciones de la compañía subían un 1.4% a 104 dólares en operaciones previas a la apertura de mercado.

La extracción de petróleo y gas del segundo mayor productor de crudo estadounidense generó utilidades de 3,180 millones de dólares en el trimestre finalizado el 30 de junio, en comparación con una pérdida de 6,090 millones de dólares hace un año.

La producción total de petróleo y gas aumentó 5% con respecto a hace un año a 3.13 millones de barriles de petróleo equivalente por día, mientras que Chevron vendió su petróleo estadounidense a 54 dólares el barril el trimestre pasado, en comparación con los 19 dólares del año anterior.

El director financiero de la empresa dijo que los recortes de costos han terminado en gran medida y que han logrado ahorros específicos por la adquisición de Noble Energy en 2020.

Su objetivo es recaudar hasta 2,000 millones de dólares de las ventas de activos este año. La ganancia ajustada de la compañía de 1.71 dólares por acción superó las estimaciones de Wall Street de 1.59 dólares, según datos de Refinitiv IBES.