Toalla, sandalias, sombrero, libros, refrescos... Y carteras de fondos. Los mercados no se van de vacaciones en verano y conviene dejar las inversiones en lugar seguro antes de escapar de la rutina rumbo a la playa. Los expertos recuerdan que el verano suele ser un periodo de más volatilidad en los mercados, pero también opinan que, con la debida cautela, esta época es tan buena como otra cualquiera para construir una cartera de fondos adecuada. La inversión en estos productos se debe hacer a medio o largo plazo, insisten.

Hay oportunidades de inversión para todos los gustos. En verano, como en cualquier otro momento, es importante invertir en función del perfil de riesgo, el horizonte temporal y las necesidades específicas de cada uno. No invertirá en el mismo producto quien esté dispuesto a asumir los vaivenes de la Bolsa para conseguir mayores rentabilidades que quien anteponga la preservación de capital a obtener grandes retornos. Con estas cuestiones claras, los expertos consultados creen que la renta variable es el activo que ofrece más oportunidades, mientras que una buena selección de fondos conservadores de deuda ayudará a reducir el riesgo de las carteras.

Carlos Farrás, de DPMFinanzas, explica que "para aquellos inversionistas que quieran pasar un verano tranquilo, la opción más segura sería fondos de renta fija a corto plazo, menos expuestos a subidas de tipos de interés y cero expuestos a la evolución de las bolsas".

Entre sus propuestas están el BlackRock Euro Short Duration, el Carmignac Securité, el Muzinich Enhancedyield Short Term Fund y el Vontobel Fund - Twenty Four Absolute Return Credit.

De este último destaca que tiene "un objetivo de rentabilidad de libor + 2.50% y un objetivo de volatilidad del 3 por ciento". En lo que va de año se revaloriza un 3.8%, gracias a una cartera compuesta por bonos de Lloyds, Barclays o el Tesoro británico.

Mar Barrera, de Profim, aconseja "fondos de renta fija corporativa flexible, que cuenten además con una gestión muy activa (tanto en el ráting de los emisores como en la gestión de la duración) y fondos de renta fija norteamericana, que apuesten por emisiones de renta fija flotante".

En estas categorías opta por el Renta 4 Valor Relativo, que se revaloriza un 3.1% en lo que de va año con bonos en su cartera de Ibercaja,Telefónica o Enel, entre otros, y el Pimco Income Eur Hedged.Este fondo es uno de los buques insignia de la mayor gestora de renta fija del mundo y avanza un 3.5% desde que empezó el ejercicio.

Juan Gómez Bada, de la empresa de asesoramiento financiero (eafi) Avantage Capital, opina que "lo mejor es mantener el mismo criterio de inversión durante todo el año". Por eso, conserva sus apuestas en la cartera agresiva (con varios fondos de mercados emergentes) y en la conservadora.En esta última incluye productos como el Mutuafondo Corto Plazo, el MarchPremier Renta FijaCorto Plazo o el Renta 4 Monetario, que invierten en deuda a corto plazo, para proteger la cartera ante posibles sustos.

Para las cestas conservadoras otra de las recomendaciones más frecuentes entre los expertos son los fondos mixtos flexibles, que combinan la exposición a Bolsa y renta fija en función del momento del mercado y aportan diversificación. Entre los productos flexibles que recomienda Victoria Torre, de Self Bank, están el Objectif Patrimoine Croissance, el First Eagle Amundi International o el Aviva Fonvalor Euro.

"Para inversionistas de perfil moderado y para los agresivos y muy agresivos, también consideramos acertada la opción de contar con fondos que inviertan una parte de su patrimonio en los mercados de renta variable, principalmente de Europa y Estados Unidos, y lo que no inviertan en Bolsa lo mantengan en liquidez", aporta Barrera. Por ello, se inclina, entre otros, por el Belgravia Epsilon, que sube un 1.8% desde enero, o el M&G Dynamic Allocation, que se dispara un 6.4 por ciento.

Renta variable

Los inversionistas más atrevidos no tienen por qué renunciar a la Bolsa este verano, aunque deben saber que esta época, al ser menor el volumen de negociación en el mercado, los vaivenes de la Bolsa pueden ser mayores. Si están dispuestos a convivir con la volatilidad habitual de este activo, pueden empezar a construir una cartera de fondos de Bolsa con atractivo potencial para la parte final de año.

Alejandro Allona, analista de fondos de Inversis, aconseja dos estrategias distintas de las que se puede sacar partido este verano. La primera es la de los fondos market neutral (neutrales al mercado), es decir, aquellos que invierten en Bolsa combinando posiciones largas y cortas (las que ganan si hay caídas), para intentar obtener rentabilidad en cualquier momento del mercado.

Su opción predilecta es el fondo español Belgravia Delta. Este producto, que avanza un 6.9% al año en los tres últimos ejercicios, está disponible desde hace poco en formato de fondo, en vez de Sociedad de Inversión de CapitalVariable (Sicav).

La otra propuesta de Inversis, más vinculada con las peculiaridades del periodo estival por el cierre de muchas mesas de trading de los bancos de inversión, es apostar por estrategias de arbitraje de fusiones y adquisiciones. Son fondos que buscan ganar con operaciones corporativas. "Existen pocos fondos para invertir en esta estrategia en formato UCITS y, en general, todos son bastante buenos, pero el que más nos gusta es el Merrill Lynch Investment Solutions - Ramius Merger Arbitrage", indica.

Diego Fernández Elices, director general de inversiones A&G Banca Privada, apuesta por la renta variable europea y de los países emergentes. En el viejo continente aconseja "fondos que hagan una gestión activa de su exposición a renta variable y liquidez, como pueden ser el Belgravia Epsilon o el Sycomore Partners, o bien fondos que suelen estar más invertidos en Bolsa, pero que aún tienen cierto carácter defensivo por sus criterios de selección de acciones, como el Magallanes European Equity".

El fondo europeo de la gestora comandada por Iván Martín se revaloriza un 14.3% este año, con Eon, Bouygues, Orkla o Savencia como sus mayores posiciones.

En mercados emergentes, sólo aptos para aquellos clientes con un perfil de riesgo más atrevido, Fernández apuesta tanto por fondos de Bolsa como de renta fija de aquellas latitudes. En renta variable confía en el fondo Capital International ETOP (Emerging Markets Total Opportunities), "un fondo mixto que invierte hasta un 60% en renta variable emergente y el resto en renta fija y divisa".

En renta fija emergente, suele apostar por fondos que invierten en bonos denominados en divisa local, pero "de cara al verano, y tras la reciente caída del dólar, preferimos recomendar un fondo que tiene cierto enfoque de preservación de capital, como el GAM Emerging Markets Rates".Este fondo se revaloriza un 0.56% por ejercicio en los últimos tres años.

[email protected]