Inversionistas institucionales o grandes fondos de pensiones en el mundo están aumentando su apetito por los llamados activos alternativos, incluso en países desarrollados destinan hasta un tercio de sus inversiones en esta clase de activos.

La tendencia es que esta preferencia se mantendrá, pues en países desarrollados la asignación de recursos por parte de los fondos de pensiones ya supera la inversión de otros activos, como la renta fija, sostiene el documento “La inversión en instrumentos alternativos en México: beneficios y oportunidades futuras” de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

En Norteamérica las inversiones en este tipo de instrumentos representan 29%, superando al mercado de renta fija, 22%; en Europa representan 24 por ciento.

No obstante, en países en vías de desarrollo la tendencia aún es baja. En Asia-Pacífico estas inversiones constituyen 7% y en Sudamérica, con apenas 6 por ciento.

“Se observa que, en países desarrollados como Suiza, Estados Unidos y Australia, la exposición a activos alternativos es alta, a diferencia de países en vías de desarrollo como Colombia, México, Perú, Brasil y Chile”, precisa el texto.

Los activos alternativos negociados en los mercados internacionales abarcan bienes raíces, infraestructura, mercancías, capital privado (private equity), capital emprendedor (venture capital), fondos de cobertura (hedge funds), entre otros.

En este menú destaca el sector inmobiliario, seguido del capital privado, en donde un mayor número de fondos públicos globales invierten en estos rubros.

Grandes fondos de pensiones internacionales como California Public Employees’ Retirement System (CalPERS), California State Teachers’ Retirement System (CalSTRS) y Ontario Teachers Pension Plan son muy activos al invertir en instrumentos alternativos.

CalPERS, que es el fondo de pensiones al servicio de los trabajadores públicos del estado de California, se inclina hacia el sector de bienes inmuebles en el que tiene invertido 11.2% de su cartera total, mientras que en infraestructura, forestal e inversiones de capital privado destina 8 por ciento.

“CalPERS mantiene una posición de 19% del total de su portafolio en inversiones alternativas, lo que representa un total de 62,592 millones de dólares, con un rendimiento anual del 13% en los últimos 10 años”, indica el documento.

El fondo de pensiones de los maestros en California (CalSTRS) invierte en activos alternativos para diversificar y mejorar los rendimientos disponibles en el mercado. Enfoca sus recursos en el segmento de bienes inmuebles en 12.95% y en capital privado en 8.11 por ciento.

El Ontario Teachers Pension Plan, el fondo de pensiones de los maestros de Ontario, Canadá, invierte 25.5% de su portafolio en activos reales en el sector inmobiliario y 18.7% en infraestructura.

Mantiene esta exposición a fin de reducir la volatilidad en el rendimiento anual del fondo, para reducir la exposición a la inflación y mejorar el nivel de riesgo y rendimientos de largo plazo.

El documento cita una encuesta realizada en el 2016 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que concluye que los fondos de pensiones y fondos soberanos más grandes del mundo destinaban alrededor de 19% de sus activos a inversiones alternativas, realizando más de una tercera parte de sus inversiones fuera de su país de origen.

[email protected]