Abengoa ha comunicado a la CNMV la ruptura de su alianza con el fondo de inversión estadounidense especializado en el sector energético First Reserve. El pacto, sellado en 2011, supuso la entrada en el accionariado del grupo de ingeniería sevillano de uno de los mayores fondos internacionales especializados en energía.

First Reserve invirtió 300 millones de euros en la compra de acciones B de Abengoa y se convirtió en uno de sus socios estratégicos reforzando su capacidad financiera, según desvelaron en 2011 ambas compañías.

El fondo estadounidense acordó la adquisición de 17.14 millones de acciones B de Abengoa, a 17.5 euros por acción, y la suscripción de cuatro millones de warrants sobre títulos B. Además, firmó un compromiso de permanencia en el capital del grupo español de dos años y medio.

La firma estadounidense llegó a contar con un 8.8% del capital de Abengoa en octubre de 2015 –poco después de anunciarse la ampliación frustrada de 650 millones de euros que desembocó en la solicitud de preconcurso de acreedores–, tras hacerse con un 2.5% adicional de títulos B tras ejecutar el derecho de compra de 20.7 millones de warrants que poseía.

Sin embargo, en la actualidad First Reserve ya no cuenta con acciones de Abengoa ni otros valores canjeables por lo que ambas partes han puesto punto y final a su acuerdo de inversión.

La inyección de cerca de 1,200 millones de euros comprometidos por los hedge funds y los bancos acreedores a Abengoa, que según el calendario previsto en el plan de reestructuración, se espera recibir esta semana se aplazará hasta enero.

Un aplazamiento que fuentes conocedoras de la situación del grupo de ingeniería sevillano justifican por algunos retrasos en la entrega de documentación del acuerdo de reestructuración, tras el visto bueno de los tenedores del 86% de la deuda financiera de Abengoa. Mientras tanto, el juez que tramita la homologación del pacto debe dirimir si admite a trámite las impugnaciones recibidas.

Abengoa, por otra parte, ha entregado su primera planta termosolar de torre en África. El proyecto, de 50 MW, ha pasado a manos de la sociedad Khi Solar One, formada por IDC, Khi Community Trust y Abengoa tras lograr el certificado de recepción provisional.

[email protected]