Las acciones de Grupo Famsa, firma del sector minorista, de crédito al consumo y ahorro, cerraron con una caída de 3.85% en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) el viernes a 1.75 pesos,  después de que la emisora informó que solicitó la protección por bancarrota en Estados Unidos.

Bajo esta acción, la compañía estaría en posibilidades de iniciar un proceso para reestructurar sus notas senior que vencieron el pasado 1 de junio por 59.1 millones de dólares. Según muestra su reporte del primer trimestre del año, la firma ya se encontraba en un proceso para refinanciar dicho pasivo.

Grupo Famsa aclaró que continuará operando normalmente sus negocios y que no afectará ninguna otra obligación distinta a los bonos 2020, además, “ha presentado una serie de mociones en la corte que le permitirán seguir cumpliendo sus obligaciones con todos sus clientes, proveedores y acreedores”.

La deuda que la empresa con sede en Monterrey, Nuevo León, reportó al primer trimestre de este año asciende a 9,317 millones de pesos. Mientras que presenta vencimientos por 2,610 millones de pesos, monto del que 1,381 millones de pesos corresponde a emisiones en el extranjero.

“Grupo Famsa tiene la intención de buscar la aprobación expedita del plan con acuerdo previo de reestructura tan pronto como sea posible bajo el Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos ante el Tribunal de Bancarrota de ese país para el Distrito Sur de Nueva York”, detalló la empresa en el comunicado.

Humberto Garza Valdez, director general de Famsa garantizó que continuarán cumpliendo con sus obligaciones frente a  otros acreedores y empleados, quienes no se verán afectados negativamente por este proceso.

Aseguró que cuentan con efectivo, así como con flujo proyectado de las operaciones, recursos que serán suficientes para financiar sus operaciones en el corto plazo, en tanto se mantengan  bajo el plan de reestructura de sus obligaciones financieras de este año.

Bajo el plan de reestructura de pago de la deuda en cuestión, la empresa ofrece nuevos bonos con un vencimiento en 2023 y 2024 y tasa cupón mayor al actual.

Fitch Ratings dijo que Famsa inició una serie de acciones para mejorar su perfil financiero en los últimos dos a tres años. Sin embargo, el entorno competitivo cada vez más agresivo, junto con un portafolio de créditos con tasas de morosidad más altas que las esperadas, han impedido de cierta forma que estas iniciativas se concreten.

Por ello, Fitch cree que los desafíos operativos de la compañía son altos y deben lograrse a pesar del escenario macroeconómico actual.

Grupo Famsa es dueña de 379 tiendas minoristas en México en donde comercializa muebles, electrodomésticos , electrónica,ropa, entre otros productos, y tiene operaciones en Estados Unidos con 22 establecimientos minoristas. También cuenta con una división de banca comercial, mediante la cual otorga créditos al consumo.

En el primer trimestre del año, las ventas netas sumaron 4,184 millones de pesos, esta cantidad fue 5.2% menor en la comparación anual AsA, en seguimiento a debido a un menor desplazamiento de bienes de consumo, así como una originación limitada de préstamos personales.

Posadas posterga pago

La semana pasada Grupo Posadas anunció que no pagará los intereses por 15.5 millones de dólares, respecto a sus papeles con vencimiento en 2022.

Lo anterior, como una medida para maximizar su flexibilidad financiera en el corto plazo, la cual le permitirá hacer frente, de mejor manera, a los desafíos sin precedentes que afectan a la industria hotelera en México como resultado de la pandemia del Covid-19.

Los últimos meses

Banco Ahorro Famsa registra aumento en morosidad

Banco Ahorro Famsa, uno de los llamados banco-tienda, ha mostrado un crecimiento en la morosidad durante los últimos meses.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en abril pasado Banco Ahorro Famsa presentaba un Índice de Morosidad (IMOR) de 16.99%, superior al 16.76% de marzo y al 12.02% registrado en abril del 2019.

El Índice de Cobertura (ICOR) era de 126.47% en abril y la pérdida esperada de 21.48%, cuando en abril del año pasado ésta fue de 14.82 por ciento. El modelo de Banco Ahorro Famsa es el llamado banco-tienda, y está enfocado al sector de la población de menores ingresos.

De acuerdo con autoridades del  sistema bancario, se espera un incremento en la morosidad en los próximos meses, como consecuencia de los efectos en la economía de la pandemia del Covid-19, y una vez que venza el plazo de diferimiento de pago de créditos bancarios que otorgó el sector como una medida de apoyo a los clientes que se hayan visto afectados por la contingencia.

En cuanto al Índice de Capitalización (ICAP), a marzo, Banco Ahorro Famsa tenía 11.34%, por encima del mínimo regulatorio que es 10.5%; mientras que el Coeficiente de Cobertura de Liquidez (CCL) era de 185.45 por ciento. Ambos indicadores son satisfactorios.

En cuanto a las utilidades, estas cayeron, pues a abril el resultado fue de -478 millones de pesos, mientras que en abril del 2019 fue de -33 millones de pesos.

Apenas en mayo, Moody´s había bajado las calificaciones a Banco Famsa, y unos días después le retiró todas, esto último luego de la terminación del acuerdo de calificación a solicitud del emisor, explicó la agencia.

En una comunicación emitida el 21 de mayo, cuando le bajó las calificaciones, Moody´s explicó que su determinación reflejaba el pronóstico de que la economía mexicana se contraerá en el 2020.  (Con información de Edgar Juárez)

[email protected]