El operador bursátil europeo Euronext renunció este lunes a presentar una oferta de compra de la Bolsa de Madrid, dejando el campo libre a su competidor suizo Six Group.

"Euronext está convencido de los sólidos beneficios industriales que una combinación entre BME (el parqué madrileño) y Euronext aportarían a los mercados de capital españoles y más ampliamente a los europeos", dijo el operador de las Bolsas de París, Bruselas, Amsterdam, Lisboa, Dublín y Oslo.

"Sin embargo, y después de una profunda reflexión, Euronex anuncia que no prevé hacer una oferta por BME", dijo la empresa.

Euronext anunció en noviembre que estaba "negociando" con el consejo de administración del parqué español.

El operador bursátil abandona la competición seis días de después de que su competidor suizo Six Group obtuvo la aprobación del gobierno español para "la adquisición del 100% del capital de BME".

El operador suizo había presentado en noviembre una oferta de compra de 2.840 millones de euros.

La transacción está ahora sometida a la aprobación del gendarme español de la Bolsa, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Una vez que obtenga la luz verde, serán los accionista de BME quienes decidirán en última instancia si venden o no sus acciones al precio propuesto.