Los sondeos a pie de urna, que anticipan una mayoría absoluta del Partido Conservador de Boris Johnson, provocaron una reacción positiva de los inversionistas, con un repunte significativo de la libra en los mercados asiáticos.

La divisa británica ganó alrededor de 2% frente al euro, rebasando el listón de los 1.20 euros. Además, se sitúa cerca de la barrera de los 1.35 dólares.

Según Sarah Hobolt, profesora de la London School of Economics, “los inversionistas parecen preferir la certeza del Brexit de Johnson, antes que el programa de Jeremy Corbyn”.

En la City de Londres se considera que el líder tory, una vez asegurada la mayoría, llevará el país a un Brexit suave, que podría impulsar la economía, además de lanzar, a la vez, un programa de mayor inversión pública.

Por otro lado, se evita el plan de nacionalizaciones y subidas de impuestos que propugnaba el líder de la oposición.

La libra ya venía ganando terreno en las últimas semanas, al calor de las encuestas que ya anticipaban la victoria del actual primer ministro. Al confirmarse su victoria, la moneda podría seguir su escalada.

Según Andy Scott, director de la firma de inversión JCRA, “la libra esterlina puede romper resistencias e ir hacia los 1.25 euros y los 1.40 dólares”.

Otros observadores son menos optimistas. Paul Dales, de Capital Economics, señala que “salvo que Johnson rompa su promesa de no extender el periodo transitorio del Brexit más allá de diciembre del 2020 (límite que deja abierto el riesgo de una salida brusca del mercado común en esa fecha), el crecimiento económico no será suficiente para que puedan subir las tasas y llevar la libra más allá de los 1.35 dólares”.

La euforia puede dejarse sentir en las bolsas en la jornada del viernes. Valores europeos con exposición a Reino Unido, como Santander, IAG, Telefónica, Sabadell, Iberdrola y Ferrovial pueden beneficiarse por la apreciación de la libra y el potencial repunte de la economía británica, que en los 12 meses hasta octubre sólo creció 0.7 por ciento.

En máximos

Las acciones mundiales volvieron a rondar máximos el jueves, ya que los mensajes de la Reserva Federal (Fed) fueron bien recibidos por los operadores en una jornada repleta de importantes reuniones de bancos centrales y marcada por las elecciones generales en Reino Unido.

Tal y como se esperaba, la Fed mantuvo sin cambios sus tasas de interés, pero su mensaje de que buscará una aceleración persistente en la inflación para volver a subirlas fue lo que animó a los alcistas y empujó al dólar a su mínimo desde agosto.

Esto ayudó a las acciones asiáticas a subir casi 1%, pese a reportes de que Washington seguirá adelante con su nueva ronda de aranceles a productos chinos, mientras que las bolsas europeas subieron entre 0.2 y 0.5%, lo que llevó al índice más amplio de títulos mundiales de MSCI a sólo 0.1% de su máximo histórico tocado en el 2018.

“La postura expansiva de la Fed respalda a las acciones, pero la posibilidad de un resultado electoral disruptivo en Reino Unido es muy real”, dijo Michael McCarthy, estratega y jefe de mercados de CMC Markets en Sídney.

Los operadores están preparados para una serie de eventos destacados en los próximos días que tienen el potencial de causar fuertes movimientos en los mercados financieros en los próximos meses.

Las expectativas indican que el gobernante Partido Conservador de Boris Johnson logrará una mayoría que le permitirá culminar el Brexit, aunque las últimas encuestas han mostrado un descenso de su ventaja.

[email protected]