El “error más horrible” de Warren Buffett fue la compra en 1983 del fabricante de calzado Dexter Shoe, pues inmediatamente después de la adquisición la zapatera perdió todo su valor y las acciones que tenía Berkshire Hathaway fueron intercambiadas en un precio equivalente a 8,700 millones de dólares actuales.

Business Insider publicó el fin de semana que el llamado Oráculo de Omaha compró 25,203 acciones clase A de Dexter en 433 millones de dólares en 1993.

“Les puedo asegurar que Dexter no necesita grandes cambios: es una de las empresas mejor administradas que he visto”, escribió Buffett en 1993 en una carta a los accionistas. Dexter es una “joya de negocio”, decía Buffett en ese entonces, hace ya 27 años, por lo que no habría problema si pagaba la transacción con acciones de Berkshire Hathaway.

Business Insider señala que Buffett se equivocó con Dexter y que reconoció que los grandes retos iban a hacerla naufragar: zapatos baratos de importación provenientes de países cuya mano de obra era muy barata.

El afamado inversionistas predecía con entusiasmo que Dexter y H.H. Brown, el otro negocio zapatero de Berkshire Hathaway, le daría más de 85 millones de dólares de ganancias antes de impuestos en 1994.

“Todos los días rumbo a mi oficina canto ‘no hay mejor negocio que el negocio de los zapatos’”, dijo Buffett a los inversionistas.

Todo iba bien hasta que las ganancias del negocio de zapatos de Berkshire Hathaway comenzaron a caer gradualmente, llegando tan sólo 17 millones de dólares para 1999.

En el 2000, Warren Buffett dijo: “Cometí un claro error cuando compré a Dexter y lo peor es que lo adquirí con acciones de Berkshire Hathaway”.

[email protected]