El año que está por terminar fue el más verde en la Bolsa Mexicana de Valores, gracias a la emisión de bonos con fines de sustentabilidad y para combatir el cambio climático que llevaron a cabo diferentes instituciones.

Nacional Financiera (Nafin), el gobierno de la Ciudad de México y el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México emitieron estos instrumentos.

Los tres bonos lograron las mejores calificaciones por parte de las agencias calificadoras en México por el tipo de proyectos presentados, así como por la calidad crediticia de las instituciones.

Los bonos verdes son plataformas que permiten reunir a un emisor que tiene necesidades de fondeo con el fin de financiar proyectos verdes que beneficien el ambiente con una cartera de inversionistas muy particular que, a su vez, busca invertir en una institución en la cual adicional a un beneficio financiero, se fomentará el desarrollo sustentable.

En marzo del 2016, la Bolsa Mexicana de Valores lanzó el Grupo CO2, el cual proyecta estructurar incentivos a los emisores para que puedan emitir este tipo de instrumentos para que en el país se pueda invertir en proyectos sustentables y ecológicos.

Nafin

En septiembre, Nacional Financiera (Nafin) llevó a cabo la emisión del primer bono verde en pesos en la Bolsa Mexicana de Valores por un monto de 2,000 millones de pesos y que tuvo una sobreoferta de 2.9 veces. El bono emitido en la BMV cuenta con clave de pizarra NAFF16V y tuvo una tasa de 6.05 por ciento.

En el 2015, Nacional Financiera emitió un bono verde por 500 millones de dólares y recibió una demanda de 5 a uno por la emisión. El bono se colocó, se registró en Irlanda y se colocó prácticamente a lo largo y ancho del mundo.

GDF

El Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Finanzas, emitió en diciembre el bono verde, con clave de pizarra GCDMXCB 16V, por 1,000 millones de pesos; tuvo una sobre demanda de 2.5 veces, para cerca de 15 proyectos.

El secretario de Finanzas de la capital del país, Édgar Amador, dio a conocer que gracias a la respuesta de los inversionistas con el bono verde emitido, la capital del país ya proyecta realizar un plan de emisiones a futuro que tenga el mismo matiz, además de que incrementarían el monto de los mismos.

La finalidad es que la CDMX se convierta en un emisor recurrente, pero sobre todo en una referencia para las demás entidades que deseen seguir sus pasos , expuso.

De los proyectos en que se invertirán los recursos con el bono verde del gobierno de la ciudad de México resalta el Metrobús.

Se trata del proyecto para recuperar calidad en la prestación del servicio de transporte de pasajeros, mejorando la movilidad de los usuarios y que contará con una inversión total de 186.8 millones de pesos para su desarrollo.

En contraste, el que menos recursos recibirá de esta emisión es la sustitución del Colector Violeta, que tendrá una inversión de 4.1 millones de pesos.

GACM

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), a través del fideicomiso creado para implementar el plan financiero del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, llevó a cabo la colocación de bonos en mercados internacionales de capitales por un total de 2,000 millones de dólares.

El instrumento se llevó a cabo a dos plazos: el primero por 1,000 millones a un plazo de 10 años y el segundo por otros 1,000 millones de dólares a 30 años, con tasas de interés de 4.25 y 5.50%, respectivamente.

El centro de transporte logrará un ahorro de 30% en el consumo de agua, la restauración de un área ambientalmente degradada, el uso de energía solar para la generación de electricidad, la utilización de agua proveniente de aguas residuales tratadas en el sitio, la preservación y protección de hábitats de aves en el área, así como la sanitización de nueve ríos orientales.

[email protected]