Los precios del petróleo subieron el martes a un máximo de una semana luego que Estados Unidos y otros países anunciaron una liberación de decenas de millones de barriles de reservas de crudo para tratar de enfriar el mercado.

Estados Unidos dijo el martes que liberaría 50 millones de barriles de sus reservas estratégicas en coordinación con China, India, Corea del Sur, Japón y Gran Bretaña, luego que la OPEP+ ignoró las peticiones por más crudo.

Analistas señalaron que el efecto sobre los precios será efímero, tras años de disminución de la inversión y una fuerte recuperación mundial tras la pandemia del Covid-19.

Paradójicamente, tras el anuncio, los precios del crudo subieron.

Los futuros del Brent ganaron 2.61 dólares, o 3.3%, a 82.31 dólares el barril y el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) subió 1.75 dólares, o 2.3%, a 78.50 dólares el barril.

Fue la mayor ganancia porcentual diaria del Brent desde agosto y su mayor cierre desde el 16 de noviembre. También hizo que la prima del Brent sobre el WTI alcanzara su máximo desde mediados de octubre.

Las conversaciones para la liberación coordinada de reservas, la fortaleza del dólar y el posible impacto en la demanda energética de una cuarta oleada de casos de Covid-19 en Europa ya han hecho que el Brent caiga más de 10% desde un máximo de tres años de 86.70 dólares registrado el 25 de octubre.

"La liberación de las reservas estratégicas fue menor de lo esperado y será respondida por una menor producción de la OPEP+", dijo Edward Moya, analista senior de Mercado en OANDA.

La OPEP+ ha rechazado hasta ahora las reiteradas peticiones de Washington de bombear más petróleo.

"Los precios del crudo han estado a la baja desde hacía más de dos semanas por las especulaciones sobre las reservas estratégicas", indicó Mark Finley, del Baker Institute, para explicar que los precios ya habían incorporado un anuncio de uso de reservas estratégicas.

La baja fue de cerca de 10% en los últimos días, entre rumores sobre la operación coordinada. Pero en los tres meses previos al anuncio, entre el 19 de agosto y el 22 de noviembre, el WTI aumentó 20.5 por ciento.

Los precios también fueron sostenidos "por el hecho de que no está claro qué cantidad de petróleo llegará realmente al mercado, ni cuánto contribuirán los otros países", añadió Finley.

Presionan

Los intentos de Estados Unidos de presionar a los productores, especialmente a Arabia Saudita, para que aumentaran su oferta, no han funcionado.

Louise Dickson, analista en Rystad Energy, dijo que “esta acción histórica y poco ortodoxa es un mensaje a la OPEP+ de que no es el único actor en el mercado petrolero".

Biden tiene en la mira a las grandes empresas del sector, señaladas de trasladar a las estaciones de servicio solo las subidas de precio, mientras registran gigantescas ganancias.

La Casa Blanca pidió a la autoridad de competencia que se pronuncie "inmediatamente" sobre el comportamiento "eventualmente ilegal" de las petroleras, y no descarta acciones judiciales.

Las reservas estadounidenses son el suministro de emergencia más grande del mundo.

Según un alto funcionario estadounidense, la liberación comenzará entre mediados y fines de diciembre, y es posible que se produzcan nuevas intervenciones para estabilizar el mercado.

De los 50 millones de barriles que liberará Estados Unidos, 18 millones serán vendidos directamente en los próximos meses, mientras que los otros 32 millones entrarán al mercado bajo un sistema de "intercambio", pues serán devueltos a las reservas en unos años.

Las reservas de Estados Unidos están almacenadas en locaciones subterráneas de Luisiana y Texas, que contienen 609 millones de barriles, según el Departamento de Energía.