La compañía española ha firmado un contrato con la empresa Greenfield para la ejecución de unas instalaciones almacenamiento y suministro de carbón a la central térmica de Petacalco (México) por un importe "ligeramente superior" a 130 millones de dólares.

El contrato comprende el diseño, suministro, construcción y puesta en operación de dos nuevos parques de almacenamiento de carbón, uno en el Puerto de Lázaro Cárdenas y otro en la propia central térmica, así como de una cinta transportadora tipo overland de más de 6 kilómetros de longitud conectando ambos parques. El proyecto se complementa con una serie de equipamientos auxiliares para la operación de las nuevas instalaciones.

El proyecto, ejecutado a través de su línea de negocio de 'Mining & Handling', comenzará a finales del próximo mes de agosto. Está previsto que las nuevas instalaciones entren en operación a mediados de 2019.

La Central Térmica Petacalco es propiedad de la Comisión Federal de la Electricidad.

estrategias@eleconomista.mx