Este lunes el peso cerró la sesión con una apreciación de 0.50% o 9.4 centavos, derivado de una recuperación en los mercados de capitales a nivel global ante una disminución en la aversión al riesgo, aunado a un incremento en los precios del petróleo.

De acuerdo con Banco Base, los mercados de capitales en Estados Unidos se repusieron después de acumular una pérdida semanal superior a 5.0 por ciento.

Las divisas de economías emergentes ganaron terreno frente al dólar ante la recuperación en los precios del petróleo durante las primeras horas de la sesión, la cual se dio luego de que la OPEP dijera que prevé un incremento en los precios a nivel internacional por un fortalecimiento de la demanda y una disminución en inventarios.

La entidad financiera indicó que pese a la recuperación mostrada por la divisa mexicana durante la sesión de hoy, presiones al alza para la paridad peso-dólar no pueden ser descartadas, ya que según adelantó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante esta semana propondrá la aplicación de un impuesto “recíproco” a las importaciones.

Dicho gravamen sería igual al que otros países aplican a las importaciones que realizan desde Estados Unidos, lo que podría incrementar las tensiones comerciales en el marco del proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Ante este escenario, el dólar estadunidense descendió 21 centavos y se vendió hasta en 18.99 pesos respecto al cierre previo, y se adquirió en un precio mínimo de 17.50 pesos en sucursales bancarias de la capital del país.