Los precios del barril subieron más de  2% el miércoles, ante menores temores sobre un declive en la demanda debido a la propagación de los casos de coronavirus en China y una reducción de suministros tras una ofensiva estadounidense para reducir más crudo venezolano del mercado.

El referencial internacional Brent ganó 1.37 dólares, o 2.37%, a 59.12 dólares el barril, mientras que el estadounidense West Texas Intermediate avanzó 1.24 dólares, o 2.38%, a 53.29 dólares por barril.

La mezcla mexicana de exportación, por su parte, ganó 1.36 dólares o 2.86% para cotizar en 48.85 dólares el barril.

Cifras oficiales mostraron que los nuevos casos en China disminuyeron por segundo día seguido, pero la Organización Mundial de la Salud advirtió que no había información suficiente para saber si había una contención efectiva de la epidemia.

Wall Street alcanzó máximos récord ante el optimismo de que China estimulará su economía y contrarrestará el impacto del brote.

China reduciría su tasa referencial de préstamos el jueves para limitar el daño de cierres de empresas y las restricciones de viajes.

La segunda mayor economía del mundo ha impuesto el cierre de ciudades y restricciones de viajes para contener el virus que hasta ahora ha provocado la muerte de más de 2,000 personas.

Esta semana, los precios han sido impulsados además, por la decisión de Estados Unidos de poner en lista negra a una subsidiaria de la petrolera rusa Rosneft.

Según funcionarios estadounidenses proporciona un salvavidas al mandatario Nicolás Maduro.