El crudo Brent rebotó y subía más de 1 dólar, mientras que el barril estadounidense ampliaba su avance a más de 102 dólares este jueves en una volátil jornada, un día después de que la OPEP decidió no aumentar sus cuotas de producción en una reunión en Viena.

El crudo Brent para julio subía 1 dólar a 118.85 dólares por barril, en operaciones desde 117.37 a 119.08 dólares.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para julio avanzaba 1.42 dólares, a 102.16 dólares por barril, en operaciones desde 100.74 a 102.35 dólares.

Las ganancias del dólar limitaban el avance del petróleo, en particular del Brent. Un dólar fuerte hace menos atractivas a las materias primas en moneda estadounidense para los tenedores de otras unidades.

El dólar avanzó con fuerza después de que el Banco Central Europeo (BCE) redujo levemente sus pronósticos de inflación.

Algunos analistas dijeron que el presidente del banco Jean-Claude Trichet adoptó un tono menos agresivo que en reuniones previas, lo que redujo las expectativas sobre las tasas de interés, y volvía al dólar relativamente atractivo.

"El dólar parecer estar limitando mayores ganancias en el crudo que se esperaban tras la reunión de la OPEP", dijo Chris Dillman, analista de Tradition Energy en Stamford, Connecticut.

Sin embargo, las preocupaciones por los ajustados suministros de petróleo mantenían los precios en territorio positivo.

Los precios del crudo están en unos niveles que según creen los gobiernos de muchos países, perjudican a la demanda y amenazan a la recuperación económica.

Las conversaciones de los ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) fracasaron el miércoles pero Arabia Saudita hizo una promesa unilateral de que asegurará un abastecimiento abundante, lo que ayudaba a limitar el avance del valor del recurso natural.

Tchilinguirian notó que la ruptura de las conversaciones no movió más los precios debido a que sigue sin cambios la situación fundamental de la oferta, y a que los países por separado intervendrían para satisfacer la demanda en la medida que sea necesario.