El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P/BMV IPC terminó el primer semestre del año con una caída de 13.38%, lo que significó una pérdida de 692,464 millones de pesos en la capitalización de mercado. Medido en dólares la caída fue de 26% aproximadamente.

Entre los hechos que jugaron en contra de los rendimientos del S&P/BMV IPC, el índice principal de la BMV con las 35 empresas más grandes del mercado, fueron la pandemia del Covid-19 y las perspectivas de que la economía de México tendrá una fuerte contracción este año (7.5% estima en promedio el mercado), así como la ausencia de estímulos para ayudar a paliar la afectación por la contingencia sanitaria y la falta de certidumbre para las inversiones, explicaron expertos en temas bursátiles.

Con ello el índice bursátil concluyó en las 37,716.43 unidades desde los 43,541.02 puntos con los que inició este año.

Carlos González Tabares, director de Análisis de Monex, comentó que durante el primer semestre del año se observó una salida de flujos, tanto en el mercado de bonos como en el accionario, debido a una fuerte aversión, la cual fue una manifestación a nivel mundial.

Ante ello, los inversionistas optaron por refugiarse en activos un poco más seguros, lo cual complicó la situación para los mercados financieros.

Entre febrero y el 30 de junio se acumula una salida de 857 millones de dólares de flujos en México, muestran datos de Banorte.

“La pandemia ha afectado, tanto a nivel internacional como a nivel local, y esto sin duda cambian las perspectivas económicas y, particularmente, para las para las empresas que cotizan en el mercado”, explicó Carlos González.

Por su parte, Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero en Black Wallstreet Capital México (BWC), comentó que a diferencia de otros mercados bursátiles como el de Estados Unidos, en los que se han presentado repuntes sobresalientes en los principales índices, en la Bolsa de Valores de México esto no ha ocurrido debido al impacto de la pandemia del Covid-19 y de las medidas de apoyo que han sido escasas en el país, lo que manda señales de que la economía va a tardar más tiempo en recuperarse.

“Los países emergentes tienen una economía más limitada para enfrentar esta pandemia y en específico México es uno de los países que menos medidas de apoyo ha aplicado. Ha habido respuesta por parte del Banco de México, pero por parte del gobierno no estamos viendo medidas contracíclicas para enfrentar esta pandemia, todo ello nos lleva a pensar que la recuperación económica pudiera tomará más tiempo, y evidentemente eso impacta el apetito de los inversionistas, no está siendo atractivo traer los recursos para invertirlos aquí”, explicó el directivo en BWC.

Los especialistas consideran que con los niveles actuales la valuación de la Bolsa de valores local es atractiva. Por lo que señalaron que las perspectivas para este segundo semestre pudieran mejorar por la reactivación en las actividades económicas del país, una probable baja en las tasas de interés de referencia, así como la entrada en vigor del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Pero todavía hay factores de riesgos que puede avivar la incertidumbre y volatilidad del mercado, como episodios de rebrote del Covid-19 ante la apertura de las actividades comerciales y sociales, así como la falta de certidumbre para los inversionistas en México por el cambio de las reglas en algunos sectores (cómo recientemente sucedió en el energético) y las elecciones en los Estados Unidos.

“Hay elementos para pensar que hay potencial para el mercado mexicano, sin embargo, el riesgo país es lo que se ha venido deteriorando y ha generado un menor atractivo para nuestro mercado”, explicó González Tabares.

Las ganadoras y perdedoras 

En estos seis meses hubo empresas que generaron rendimientos para sus inversionistas, aún y con toda la incertidumbre y volatilidad en el mercado.

Por el lado de las ganadoras esta la productora de harina de Maíz Gruma (+27.78), el productor global de tequila José Cuervo (+25.88%) y la empresa farmacéutica Genomma Labb (+25.44%).

Carlos González consideró que Gruma se encuentra entre las empresas ganadoras, debido a que sus finanzas no se han visto presionadas y no se ven comprometidas por el actual entorno.

En el caso de Cuervo y Labb ha sido circunstancial, aunque tienen algunos fundamentos para salir adelante con esta crisis sanitaria.

Ambas empresas han tomado medidas para conservar finanzas sanas. Genomma Labb está más relacionada con el sector farmacéutico-consumo.

Quienes resultaron perdedoras en este primer semestre del año fueron la operadora de restaurantes Alsea (-54.63%); Televisa (-45.62) y Gentera (-43.45).

Jacobo Rodríguez dijo que Alsea ha  resultado lastimada en este periodo por el cierre de sus restaurantes en el mundo.

Televisa vio mermado sus ingresos por la baja publicidad del gobierno desde hace meses y Gentera ha sido afectada negativamente porque opera en un nicho de ingresos bajos y puede contraer mayores riesgos de que su cartera vencida se incremente, pero en general, el sector financiero es vulnerable en este entorno.

 

rrg