Colombia y Argentina destacaron en la operación de América Móvil (AMX) durante el segundo trimestre de 2019. Mientras el negocio argentino reportó bajas de ingresos y cautela de los consumidores ante la situación económica que vive ese país, por el lado colombiano la suma de nuevos clientes de video, banda ancha y voz, así como el nivel de EBITDA significaron buenos datos para AMX en el periodo.

En tanto, Brasil desconectó clientes de video y prepago, mientras que la compañía insiste en vender TV de paga en México.

Colombia, otra estrella de AMX

El negocio colombiano de América Móvil terminó el mes de junio con 30.1 millones de líneas celulares, 257,000 nuevos clientes y de entre ellos, 118,000 sólo de pospago, que parecerían menor en comparación con los 200,000 que la empresa agregó para Telcel en el mismo segmento; pero que respecto a las bases propias de usuarios de cada filial suponen un avance para Claro Colombia de 3.93% y de 0.26% para Telcel en México, de ahí una de las varias presiones de la industria colombiana por declarar dominante a Claro en ese mercado.

Colombia cerró el segundo trimestre con una cartera de pospago de 7.1 millones de abonados, que representan el 23% de la base total de clientes celulares de Claro, contra el 17.8% que suponen esos mismos clientes para Telcel, casi 14 millones de personas que atiende aquí en ese nicho.

Claro Colombia agregó además 49,000 nuevos accesos de banda ancha, 46,000 de televisión de paga y su ARPU móvil se incrementó 6.9% interanual en el trimestre, aunque este indicador, convertido a pesos mexicanos, todavía se encuentra ligeramente por debajo de lo conseguido en México por AMX. Por su parte, los colombianos que son usuarios de esta operadora hablaron un promedio de 260 minutos por mes, casi 30% más que antes.

 

Los ingresos totales de Claro en Colombia sumaron 3.1 billones de pesos colombianos, debido a que los ingresos por servicios aumentaron 5.2%, en tanto que los ingresos por pospago empezaron una recuperación y cerraron el trimestre con un ritmo de crecimiento de 6.1 por ciento. Para Claro, los ingresos fijos crecieron 8.5% en términos generales y 11.4% en banda ancha; 9.5% en voz fija y en 5.9% para TV de paga.

En Colombia, el grupo América Móvil registró un EBITDA 8.4% arriba de lo reportado un año antes y equivalente al 43.7% de los ingresos, indicador de que la compañía tiene recursos en los bancos para iniciar proyectos de telecomunicaciones o para cumplir con otros planes, por ejemplo, definir su participación en licitaciones de espectro como los procesos adjudicatarios de las bandas de 700 MHz y de 1.9 GHz ya en puerta en ese país.

El gobierno colombiano estima que la economía local se expandirá en 3.5% este año, una marca todavía no clara de lograrse debido a que el desempeño económico fue de 2.8% en el primer trimestre y esa cifra se repetiría en el segundo cuarto del año, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística de Colombia (DANE).

Argentina entra en cautela por la crisis

América Móvil engloba su negocio argentino en la misma división que los mercados paraguayo y uruguayo, que en general reportó alzas en prácticamente todos los referentes, pero que en lo que toca sólo a Argentina, ésta reportó bajas interanuales de 7.0% en sus ingresos totales y de 7.2% en los ingresos por servicios-

“Los clientes todavía están reduciendo sus niveles de consumo, en línea con la contracción del poder adquisitivo y este efecto se ha sentido más en el segmento de prepago (…) En un esfuerzo por mantener la rentabilidad y administrar los costos relacionados con la inflación, hemos podido reducir nuestros gastos 13.6% en Argentina”, dijo la compañía en su reporte a los inversionistas.

En el comparativo segundo trimestre de 2019 contra el primero del mismo año, los ingresos totales cayeron 0.8%; 1.0% en los ingresos celulares y 4.8% en los ingresos por venta de equipos, en tanto que el EBITDA de la filial argentina de Claro subió 2.3% y fue equivalente al 43.3% de los ingresos totales de la operadora, unos 8,726 millones de pesos argentinos y un nivel que podría traducirse como una decisión de AMX de esperar a cómo será el ambiente en el mercado local en los próximos meses y después de las elecciones presidenciales y de cara también a una licitación de licencias para redes 4G-LTE.

Los números de América Móvil en Argentina dan cuenta de la crisis económica que atraviesa el país sudamericano. Los últimos datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) indican que el PIB argentino cayó 5.8% en el primer trimestre del 2019 en la variación interanual y 0.2% frente al cuarto trimestre de 2018.

 

Por su parte, el índice de precios al consumidor que mide la inflación fue del 2.7% en junio. Este IPC ya es 22.4% en lo que va del 2019 y del 55.8% entre junio 2018 y junio de este año.

“En este escenario recesivo e inflacionario es lógico que exista una caída del consumo, incluyendo los servicios de telecomunicaciones y por lo tanto, que baje el nivel de ventas de los operadores”, escribe Juan Gnius, analista en telecomunicaciones de la firma Telracom.

Queda entonces por conocer de qué manera pudieran responder América Móvil y el resto de los operadores al panorama económico argentino.

“Es posible que Claro comience una estrategia de venta empaquetada de servicios móviles con fijos, pero esta posible estrategia tiene el límite debido a la escasa cantidad de accesos fijos que posee ese operador en el país y la escasa cobertura de sus redes de banda ancha”, agrega Juan Gnius, de Telracom. “Podría empaquetar servicios pero no impactará en demasía a la tendencia a la baja, situación que vive el mercado en general. Otra de las apuestas de los operadores es la portabilidad, pero el mercado está en recesión, con lo cual estas estrategias chocan con otras de retención de clientes”.