La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) se encuentra analizando a todos los intermediarios financieros -primarios y secundarios- que han participado en la intermediación de valores en los últimos 10 años para ver si han manipulado el precio o las tasas de interés o si han intercambiado información para manipular el mercado.

Carlos Mena Labarthe, titular de la Autoridad Investigadora de la Cofece, señaló recientemente que la investigación que inició en octubre del 2016 involucra a todos los instrumentos emitidos por el gobierno federal, estados y municipios, el IPAB, la banca de desarrollo y las empresas estatales Pemex y CFE.

En entrevista para El Economista, el profesor Enrique Díaz-Infante Chapa, director de Finanzas del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), celebró dicha averiguación, y espera que el trabajo que la autoridad encargada de velar por la competencia ha realizado en estos últimos dos años continúe dando frutos.

Es una muy buena noticia que la Cofece esté realizando investigaciones de prácticas monopólicas en el sector financiero, en un mercado donde vemos que existe poder sustancial por parte de los agentes económicos, cinco de ellos concentran 75% de los activos , indicó.

Esperaríamos que en el futuro haya más indagaciones para determinar si hubo arreglos en cuanto a las tasas de interés con las que prestan, tanto en el mercado de crédito comercial como de consumo, esperamos que ésta sea el inicio de muchas de otras .

El catedrático destacó que en el sector financiero la Cofece ha realizado sólo dos investigaciones, una concluyó hace unos días, donde determinó multar a cuatro afores, y la otra sigue en curso en el mercado de subasta de Cetes.

Díaz-Infante indicó que en caso de que se encuentren elementos que presuman una violación a la ley, quienes resulten probables responsables serán llamados a un procedimiento seguido en forma de juicio para que presenten su defensa.

Conforme a la Ley Federal de Competencia Económica, de comprobarse la existencia de una práctica monopólica absoluta, los agentes económicos podrían ser multados hasta con 10% de sus ingresos, y las personas físicas involucradas, con prisión.

Por su parte, el profesor Carlos Alberto Bautista, especialista de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, indicó que el artículo 52 de la Ley Federal de Competencia Económica es muy claro al especificar que los agentes económicos que sean competidores entre sí no pueden desarrollar ciertas conductas, como ponerse de acuerdo para dividirse a los clientes.

Detalló que de existir acuerdos que afecten a la intermediación de valores, el daño al erario público e inversionistas podría ser grave, considerando que cada año el gobierno coloca cientos de miles de millones de pesos en el mercado.

En el mercado de valores, para que una persona física o moral invierta, requiere de un intermediario, el cual puede ser una casa de Bolsa, el problema que también se ha detectado es que tres o cuatro casas de Bolsa llegan a acaparar el mercado e incurrir en prácticas monopólicas absolutas .

El especialista recordó que la primera versión de la Ley General de Competencia Económica se creó en 1994 en México con motivo de la entrada del TLCAN, pero fue hasta estos últimos años que la Comisión ha ido adquiriendo mayores facultades.

En México, los principales tenedores de valores gubernamentales son los fondos de pensiones y las sociedades de inversión, quienes acaparan más de 30% del total, mientras que los bancos tienen solamente 3.9 por ciento.

Al cierre del 2016, del total negociado en el mercado de deuda, 64.8% correspondió con valores emitidos por el gobierno.

[email protected]