El mercado mundial de bonos verdes apuesta por un fuerte crecimiento en el 2019. Para este año la meta es llegar a 300,000 millones de dólares de emisiones, de acuerdo con Climate Bonds Initiative (CBI), una organización sin fines de lucro que promueve el financiamiento verde en el mundo.

Lo anterior, en busca de una fuerte confianza para seguir duplicando las emisiones anuales, luego de que en el 2018 por primera vez se no se llegó al objetivo anual de recaudación, pues se levantaron 162,000 millones de dólares de una meta de 210,000 millones. Este monto fue 23% menor a lo proyectado.

El mercado de bonos verdes en el mundo cerró el año que terminó con un modesto crecimiento de 4.2% respecto al 2017, cuando se recaudaron 155,400 millones, según cifras del CBI.

Dicho porcentaje estuvo lejos de lo visto en años anteriores, como en el 2017 cuando se presentó un crecimiento de 84.40% respecto al 2016. Mientras que en el 2016 el monto levantado aumentó 108.6% en comparación con el 2015.

La calificadora de riesgo crediticio Moody’s atribuyó a la volatilidad en los mercados financieros globales el bajo ritmo de crecimiento en la emisión de títulos limpios durante el 2018.

Optimismo

Las perspectivas para este nuevo año son optimistas, de acuerdo con el banco europeo Skandinaviska Enskilda Banken AB (SEB), pionero en el mercado de bonos verdes con el respaldo del Banco Mundial.

En un informe cita que las emisiones serán impulsadas por los retrasos en el financiamiento de empresas, así como por mejores propuestas de inversión impulsadas por proyectos de infraestructura verde.

Sin dejar de mencionar que se prevé que las políticas públicas para impulsar la innovación y el financiamiento verdes en algunos países den un nuevo impulso durante el 2019. En este sentido apunta a un potencial de crecimiento de entre 210,000 y hasta 240,000 millones para todo este 2019.

“Vemos que el mercado de bonos verdes tiene la posibilidad de sorprender al alza en el 2019 a 240,000 millones en nuestro escenario de crecimiento verde”, detalló en el informe Christopher R. Kaminker, jefe de Investigación, Clima y Finanzas Sostenibles del SEB.

Incluso se espera el impulso vía emisiones soberanas con un monto estimado de entre 23,000 millones a 28,000 millones de dólares, como ocurrió en el 2018 con siete emisores —como Francia, Bélgica, Indonesia, Polonia y Lituania, entre otros— cuya cifra superó los 17,000 millones de dólares.

En tanto, en el 2018 los ofertantes más activos provinieron de Estados Unidos, con 24,000 millones de dólares; China con 14,000 millones; Francia con 9,000 millones; Bélgica con 6,000 millones, y España con 5,000 millones. El mayor emisor fue Fannie Mae, firma hipotecaria estadounidenses, con 27,600 millones de dólares colocados.

México activo

En México la actividad fue positiva durante el año pasado para el mercado de bonos verdes, con una recaudación total de alrededor de 375 millones de dólares (7,500 millones de pesos) a través de las ofertas de los fideicomisos instituidos en relación con la agricultura (FIRA), Bancomer y el Gobierno de la Ciudad de México.

[email protected]