La Comisión Federal de Electricidad (CFE) sufrió un apagón en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) porque no cumplió en el plazo establecido, con la entrega de su reporte financiero del primer trimestre del 2019.

De acuerdo con información del centro bursátil, la suspensión correspondió a la negociación de 10 bonos, colocados entre el 2010 y el 2018, que en su conjunto suman poco más de 35,000 millones de pesos.

Tras la suspensión, la empresa eléctrica del Estado se defendió y explicó que “sí presentó los estados financieros del 2018, pero un error técnico en el software de la BMV no le ha permitido cargar los estados financieros del primer trimestre del 2019”.

En el comunicado, la CFE aseguró que “la información está lista y será publicada tan pronto se resuelva la falla técnica”. Sin embargo, hasta las 8 de la noche no se habían presentado.

El área de comunicación de la BMV explicó que la suspensión de los títulos de deuda de la CFE se dio porque no entregó su informe trimestral dentro del periodo extra que tenía para hacerlo, mismo que venció el 29 de mayo.

Cuando los bonos de una emisora son suspendidos éstos dejan de ser negociados en el mercado.

“A partir del 30 de mayo del 2019, la BMV decreta la suspensión de la cotización de los instrumentos de la CFE identificados con clave de cotización CFE emisiones 10-2, 13-2, 14, 14-2, 15, 15U, 17, 17-2, 17U, y 18, en virtud de haber transcurrido el plazo para que la emisora presentara el reporte del primer trimestre del 2019”, informó la BMV en un aviso al mercado.

Instruyó a los intermediarios del mercado de valores “abstenerse de canalizar solicitudes u órdenes tendientes a celebrar operaciones con los valores de la CFE”.

La CFE, que es la segunda empresa más grande de México, tenía previsto reportar el 30 de abril, lo cual no sucedió, por lo que solicitó una prórroga, con la cual tenía hasta este 29 de mayo para cumplir con la entrega.

La Ley del Mercado de Valores señala que las emisoras tienen un plazo de 20 días hábiles para cumplir con la entrega de reportes financieros, en caso de que no puedan hacerlo dentro de las fechas correspondientes.

Sare, también suspendida

La desarrolladora de vivienda Sare también fue suspendida, por no entregar su primer reporte trimestral de este año, así como el del 2018.

Aunque la emisora avisó el 29 de abril que retrasaría la presentación de dichos reportes, el 29 de mayo venció el plazo, con lo cual se procedió a la suspensión avalada por el artículo 248 de la Ley del Mercado de Valores.

“Cuando una emisora presenta su reporte financiero fuera de tiempo, no es buena señal”, dijo el asesor financiero independiente Erick Arámbula. “Sare no publicó sus reportes y se limitó a decir que se encontraba en revisión por parte de auditores”, añadió.

La viviendera, que sigue con una delicada situación financiera, informó el 29 de abril que los estados financieros están en revisión por parte de sus auditores externos y que “tan pronto como sea posible” los entregará.

Erick Arámbula indicó que, una vez que presente su reporte, se reactivará la cotización de sus acciones, aunque “difícilmente los inversionistas la tomarán en serio, ya que el precio de sus papeles está en décimas de centavos”.

En el momento en que las acciones de Sare fueron suspendidas de la BMV valían 0.009 pesos. Desde el 2017 sus títulos promediaban un precio de 10 centavos y no lograron recuperarse, pues en el 2018 cayeron a 4 centavos.

“En el pasado Sare tenía los reportes más sólidos en el sector; su apalancamiento causó que sus finanzas fueran en desorden y no pudieron soportar su crecimiento”, recordó Arámbula.

Agregó que la viviendera se ha visto afectada por menores subsidios y cambios en el Programa Nacional de Vivienda que aplicó la pasada administración.

Dijo que los títulos de Sare se negociaban para especular, porque la empresa no cuenta con sólidos fundamentales. “Para ponerlo en perspectiva con 100 pesos, podías manipular la acción, ya que su precio era de 1 centavo. Difícilmente se va a levantar de este golpe y quebrará como ICA y Geo”, anticipó el especialista.

[email protected]