Bank of America Corp (BofA) reportó una ganancia trimestral mayor a la esperada en su banca de consumo y destacó que su plan de recorte de costos está comenzando a dar frutos, luego de años llevando a cabo medidas tales como el cierre de sucursales y reducciones de personal.

En una teleconferencia con analistas realizada el martes, el presidente ejecutivo del banco, Brian Moynihan, habló con entusiasmo de un amplio cambio de rumbo en la división de consumo que se inició en el 2009 y calificó los 2,000 millones de dólares en ganancias trimestrales como un hito . En el segundo trimestre, la división de consumo de BofA logró aumentar los depósitos a un menor costo y utilizar esos fondos más baratos para impulsar el crecimiento de los préstamos. Ese negocio registró utilidades más altas que cualquier otra unidad.

En general, el segundo mayor prestamista de Estados Unidos por activos alcanzó un objetivo de gastar 60 centavos por cada dólar de los ingresos que genera, frente a los 63 centavos del mismo periodo del año anterior. Los inversores han estado observando esa métrica de cerca en busca de una señal de la eficiencia con la que se administra el banco.La banca de consumo ayudó a BofA a reportar una utilidad neta de 4,900 millones de dólares, o 46 centavos por acción, 11% ciento más que en el mismo periodo del año pasado. Los analistas esperaban un promedio de 43 centavos, según Thomson Reuters.

Los ingresos totales del banco alcanzaron los 23,070 millones de dólares y también superaron la estimación promedio de los analistas de 21,780 millones.

Este fue un buen trimestre para BofA , dijo Glenn Schorr, analista de Evercore ISI, mientras que Moynihan y el jefe financiero del prestamista, Paul Donofrio, calificaron el segundo trimestre como uno de los mejores en la historia del banco.