BlackRock, la gestora de fondos de inversión más grande del mundo que administra activos por 6.3 billones de dólares, inició los trámites para colocar en este año el que sería el segundo certificado de proyecto de inversión (Cerpi) en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Colocará el vehículo financiero a través de su filial BlackRock México Infraestructura III, con el que buscará recursos para invertirlos en proyectos de infraestructura en México y en América Latina. Aún no revela el monto y la fecha cuando planea emitir el Cerpi, según el prospecto preliminar de la oferta.

Los Certificados de Proyectos de Inversión son instrumentos diseñados para financiar proyectos de infraestructura en el país.  Nacieron en el 2015 junto con los Fideicomisos de Inversión en Energía e Infraestructura, los llamados Fibra E.

Desde su origen sólo se ha llevado a cabo una emisión por parte de la empresa de bienes raíces Mira, quien recolectó alrededor de 4,000 millones de pesos en el 2016 para invertirlos en proyectos inmobiliarios de uso mixto; éstos mezclan espacios para vivienda, comercio y oficinas, entre otros.

BlackRock México Infraestructura III ha indicado que su plan es crear un tercer vehículo de inversión especializado en infraestructura, que cotizará con la clave BLKCPI-18 en la BMV.

BlackRock indicó que este es un “paso natural”, luego de que en el 2015 adquirió a Infraestructura Institucional “I2”, haciéndose cargo de la administración de dos CKD colocados en el 2010 y el segundo en el 2014, por 2,736 millones de pesos y 10,000 millones de pesos, respectivamente.

Ambos fondos han invertido en 14 proyectos, como el de la planta desalinizadora Rosarito en Baja California y en proceso de cierre está la inversión en la autopista de Circunvalación Tijuana.

otros proyectos

Otros proyectos en los que ha participado son en la autopista Toluca-Naucalpan, recibió la concesión a 30 años, así como en el gasoducto en operación Los Ramones.

Con el Cerpi pretende realizar inversiones en proyectos con necesidades de financiamiento de entre 500 a 3,000 millones de pesos.

“BlackRock identifica un amplio número de oportunidades de inversión en proyectos de infraestructura. Estas cuentan con necesidades de capital, carencia de procedimientos institucionales y capacidad administrativa que la firma puede aportar en cada oportunidad”, indica el documento. Entre los proyectos que buscará financiar están los carreteros, puertos, ferrocarriles, aeropuertos, hospitales, infraestructura para el agua y en energía renovable, además en la generación, transmisión y distribución de electricidad y en hidrocarburos.

Los intermediarios colocadores son la Casa de Bolsa de Citibanamex, Santander y Banorte Ixe.

BlackRock explica que en México y en América Latina hay necesidad de seguir aumentando la inversión en diferentes proyectos.

Indica que sólo el Plan Nacional de Infraestructura 2014-2018 consideraba una inversión de 597,000 millones de dólares.


judith.santiago@eleconomista.mx