El banco HSBC anunció este lunes un beneficio neto de 7,270 millones de dólares en el primer semestre de 2020, más de tres veces más que en el mismo periodo del pasado año, gracias a que ha vuelto a crecer en sus principales mercados, a las reestructuraciones y a su estrategia en Asia.

En el primer semestre del pasado año el beneficio fue de 1,980 millones, anunció el banco en un comunicado.

Estos buenos resultados reflejan la vuelta del crecimiento en nuestros principales mercados y los avances realizados en la ejecución de nuestra estrategia. Hemos sido rentables en cada región en la primera mitad del año", explica en el comunicado el presidente del grupo Noel Quinn.

En el primer semestre, el producto neto bancario del HSBC disminuyó un 4.4% interanual a 25,550 millones de dólares.

Pero al mismo tiempo, la mejora de las perspectivas económicas permitió al HSBC reducir sus provisiones por riesgos del crédito, lo que ha sido la principal causa de la mejora de sus beneficios, explica Quinn.

HSBC lanzó recientemente una ambiciosa reorganización para centrarse en Asia. El grupo firmó un acuerdo para vender por un euro simbólico sus actividades minoristas en Francia al banco My Money Group, filial del fondo estadounidense Cerberus.

HSBC también pretende ceder sus actividades minoristas en Estados Unidos.