La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) opera presionada por temores sobre la economía global. Una desaceleración de la producción industrial china, que creció 4.8% contra un pronóstico de 6%, y un decrecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB) trimestral de Alemania encienden las alarmas entre los inversionistas.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por las 35 acciones más líquidas del mercado local, registra una fuerte pérdida de -1.72% y se ubica en 38,796 unidades, su peor nivel desde el 19 de marzo de 2014. El índice opera en línea con las fuertes pérdidas de Wall Street y Europa, con 33 de sus acciones en negativo.

S&P/BMV IPC

La empresa más afectada al momento es Alfa, con un retroceso de -4.97%; seguida por Bimbo, con -4.72%, y Banco del Bajío, con -4.28 por ciento. Asur (Grupo Aeroportuario del sureste) es la única empresa del índice que al momento crece de forma definida, con 0.60%, y Banregio Grupo Financiero gana un marginal 0.02 por ciento.

América Móvil, la compañía más grande por capitalización de la plaza, registra una pérdida de -0.94%; Wal Mart de México, la segunda, pierde -0.48 por ciento. Otras compañías entre las más grandes de la plaza como Cemex, Financiero Banorte y la minera Grupo México también registran pérdidas por encima de 1 por ciento.

La segunda plaza accionaria del país, la bolsa Institucional de Valores (Biva), también opera presionada por las noticias económicas internacionales. Su índice principal, el FTSE BIVA, registra una caída de -1.44% a 797.77 unidades. Llegó a tocar un mínimo de 796.06 puntos, el peor registro del índice desde que inició operaciones.

Los datos económicos terminan con el optimismo que comenzó ayer, luego de un anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien decidió aplazar aranceles a productos de China. Los mercados registran una búsqueda de activos refugio como el oro.

[email protected]