El segundo banco español BBVA reportó un aumento de 2.6% en su beneficio neto en el segundo trimestre especialmente gracias a la reventa de créditos hipotecarios de riesgo a un fondo de pensiones canadiense.

El resultado neto alcanzó los 1,278 millones de euros (unos 1,426 millones de dólares), cerca de los pronósticos de los analistas interrogados por el proveedor de informaciones financieras Factset.

El BBVA señaló "el impacto positivo" con una aportación de 130 millones de euros de la reventa de una cartera de créditos tasados en 1,490 millones de euros al Canada Pension Plan Investment Board.

Anunciado en diciembre, esta venta se concretó en el segundo trimestre. BBVA explicó entonces que la cartera estaba "compuesta principalmente por créditos hipotecarios dudosos y fallidos".

El producto neto bancario, equivalente a la facturación en este sector, creció un 6% a los 4,566 millones de euros.

En el conjunto del primer semestre, el beneficio neto reculó un 3.7% a los 2,442 millones de euros debido al deterioro de activos en Estados Unidos y Turquía durante el primer semestre.

El producto neto bancario en este periodo aumentó un 4.6% a los 8,987 millones de euros.

Gran parte de los beneficios en estos primeros seis meses de 2019 procede de México (42%), mientras que España aporta una cuarta parte.

La tasa de morosidad, el porcentaje de créditos en riesgo de no ser reembolsado, se redujo mínimamente del 3.9% a finales de marzo al 3.8%, "la tasa más baja desde septiembre de 2009", asegura el BBVA.

A finales de junio, el BBVA, con una importante presencia en países latinoamericanos como México, Colombia o Perú, empleaba a 126,000 personas en todo el mundo.

erp