El precio objetivo de los títulos de la constructora Promotora y Operadora de Infraestructura (Pinfra) fue reducido de 206 a 203 pesos en los próximos 12 meses, debido al menor aumento de sus ingresos, dijo Ana Hernández, analista de Invex Banco.

La baja entrada de recursos se derivaría del reducido crecimiento en las cuotas de peaje de sus actuales concesiones, así como en un caso más extremo los flujos generados por las concesiones bursatilizadas podrían verse comprometidos para el pago de su deuda , advirtió la analista.

Hernández anticipó que de mantenerse la lenta recuperación económica en México proyectamos una moderada tasa de crecimiento tanto en el tráfico de las concesiones como en las tarifas .

También dijo que el clima adverso podría frenar la construcción de algunas de sus concesiones .

Agregó que los periodos de madurez en el aforo vehicular en concesiones puede ser más largo de lo proyectado inicialmente, por lo que los ingresos por cuota de peaje se verían limitados por un tráfico bajo.

Sin embargo, la especialista insistió en la recomendación de mantener las acciones de la constructora ante una expectativa de generación de flujo atractiva, respecto al resto de las compañías operadoras de carreteras y un menor nivel de apalancamiento.

Vemos catalizadores relevantes que sustentan la tesis de inversión que podrían impactar favorablemente a la compañía, trayendo consigo crecimientos relativos en el corto y mediano plazo , explicó.

Señaló asimismo que este año se observarán ingresos nuevos por concepto de inicio de las operaciones de la autopista Tlaxcala-Puebla que se anunció en enero de este año, así como en un plazo mayor la extensión de la autopista México-Toluca.

Anticipó que con el inicio de estas concesiones la emisora podrá hacerse de recursos nuevos y que de acuerdo a sus estimados eso impulsará el precio de la acción en cerca de dos pesos.

Hernández comentó que se proyectó la amortización de la autopista México-Toluca en aproximadamente cuatro años, situación que le permitirá a Pinfra aprovechar el 100% de los recursos generados a través de la operación del proyecto, por los próximos 30 años.

En ese sentido, creemos que la empresa constructora podría comenzar a planear un programa de pago de dividendos atractivo para los inversionistas en este año , concluyó Hernández Velázquez.

ricardo.jimenez@eleconomista.mx