American Airlines, afectada por la caída del transporte aéreo desde el inicio de la pandemia, anunció el jueves que su facturación se redujo un 73% en el tercer trimestre y que perdió 2,400 millones de dólares durante el período.

La compañía, que recientemente dejó técnicamente sin empleo a 19,000 trabajadores por falta de un acuerdo sobre nuevas ayudas al sector aéreo de Washington, dice que redujo su tasa de quema de efectivo a 44 millones de dólares por día de julio a septiembre contra 58 millones en promedio en el segundo trimestre.

Minimizando costos, el grupo dijo haber ahorrado 17,000 millones de dólares al reducir la cantidad de vuelos y aviones en servicio.

Sus rutas domésticas resistieron mejor que las internacionales. La tasa de ingreso de pasajeros por kilómetro bajó 61% en Estados Unidos y 93% con el resto del mundo.

Promedialmente sus vuelos se llenaron con 59% de pasajeros contra 86% del año pasado.