El fundador y primer accionista de Inditex, Amancio Ortega, se embolsará este martes 2 de mayo un total de 628 millones de euros por la primera retribución del año que abonará Inditex a sus accionistas, lo que supone la mitad de lo que cobrará en el 2017 en dividendos de la firma gallega.

El empresario ingresará este año 1,256 millones de euros en concepto de dividendos de la compañía, frente a los 1,108 millones que percibió por el mismo concepto en el ejercicio 2016.

El consejo de administración de Inditex propondrá a la junta general, que se celebrará el próximo mes de julio, el pago de un dividendo de 0.68 euros por acción, 13.3% superior al del año anterior.

De esta cantidad, se pagarán 0.34 euros por acción este martes en concepto de dividendo a cuenta, mientras que el próximo 2 de noviembre se repartirán otros 0.34 euros por acción en concepto tanto de dividendo complementario como de dividendo extraordinario.

Ortega es el primer accionista del gigante textil, con una participación de 59.29%, con un paquete de 1,848 millones de acciones.

Por su parte, su hija Sandra Ortega, que posee 5.05% de la firma gallega, cobrará este año más de 107 millones en dividendos.

Inditex registró un beneficio neto de 3,157 millones de euros en su año fiscal 2016-2017 (del 1 de febrero de 2016 al 31 de enero de 2017), un incremento de 10% respecto del ejercicio anterior.

Las ventas del grupo se situaron en 23,311 millones de euros, 12% más, mientras que el flujo operativo se situó en 5,083 millones de euros, 8% más que hace un año.

Las ventas a tiendas comparables crecieron 10%, y presentó alzas en todas las áreas geográficas.

Durante el año, Inditex ha generado 9,596 nuevos empleos en todo el mundo, por lo que la plantilla ha pasado de 152,854 a 162,450 personas. De este total de puestos de trabajo, 2,480 se han creado en España.