Nueve de las 10 administradoras de fondos para el retiro (afores) que hay en el sistema mexicano de pensiones comenzarán a disminuir las comisiones que les cobran a sus afiliados para llevarlas al 0.57% en promedio. La otra, que decidió ampararse por cuestiones administrativas principalmente, está próxima a acceder.

Iván Pliego Moreno, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), dijo en entrevista, que una de las virtudes de la reforma del 2020 es que se modificó la Ley del Seguro Social para mejorar paulatinamente hasta el final de la presente década las aportaciones patronales del ahorro para el retiro de los trabajadores.

Otra modificación, quizá la más importante, es que habrá en promedio una reducción de 23 puntos base en el cobro de las comisiones. El promedio este año es de 0.80% y va a bajar al 0.57 por ciento. “Esto, de manera inmediata, implica una mejora en la tasa de reemplazo del 6% para los 70 millones de trabajadores que tienen una cuenta de ahorro para el retiro”, explicó.

Pliego comentó que hace unos meses se inició un proceso de reingeniería para fortalecer al sistema. “Hablamos de una desregulación. Una de las quejas era que el de las afores es un sistema sobreregulado, por lo que las administradoras gastaban muchos recursos tanto financieros como humanos, para poder cumplir con lo que se les pedía, ante el riesgo de ser multadas y por lo tanto no invertían como deberían”, indicó.

En ese sentido, dijo que “la desregulación les permitirá gastar menos, ser más eficientes, reducir costos comerciales y concentrarse en atender mejor a sus afiliados, darles mejores rendimientos y cobrarles menores comisiones”.

Mayor flexibilidad

Iván Pliego mencionó que lo que sigue es flexibilizar más el régimen de inversión para que las administradoras lo aprovechen al máximo. De acuerdo a la ley hoy el 80% de los recursos se invierten en instrumentos nacionales y 20% en instrumentos internacionales.

“Hay mucho espacio en ese 20 por ciento. El promedio es de 18%. En el corto plazo no se modificará esa parte de la ley pero lo que buscamos es que las afores aprovechen el 20% al máximo. Queremos que se utilicen los recursos y los instrumentos de inversión de la manera más eficiente posible”.

El funcionario público explicó que entre las propuestas que ya fueron aprobadas por la junta de gobierno de la Consar es la de liberar 11 puntos de la reserva especial. “Eso representa cerca de 5,000 millones de pesos para el 2022”.

Las afores verán recompensadas hasta cierto punto la reducción de comisiones, con una mayor desregulación, con la reducción en los gastos comerciales y con la liberación de los puntos de la reserva especial, dijo.

La reserva especial de inversiones que generan las administradoras permite blindar los ahorros de los trabajadores en caso de sufrir minusvalías por no cumplir con el régimen de inversión.

Parte de la desregulación tiene que ver con la manera en la que se sanciona a las afores. Ha habido una tendencia de multarlas porque entregan tarde los informes, porque no cumplen con la normatividad administrativa o porque rebasan los topes de inversión. “Estamos quitándoles trabas administrativas para que puedan enfocarse en los objetivos originales que son ofrecer mejores rendimientos y mejorar la calidad de la información que proporcionan. De hecho, eso ya se implementa pero se verá con mayor claridad en el 2022”.

Según Pliego, “las afores se cuidan de no rebasar los límites de inversión y prefieren no invertir por temor a ser multadas. Hoy estamos flexibilizando para que tengan certeza de que hay espacio y que no es ya tan cerrado el criterio para los procesos sancionatorios y tengan mayor confianza para invertir”

El presidente de la Consar dijo que el objetivo de las afores es invertir a largo plazo y no a corto y el esquema de sanciones hacía que inviertan en instrumentos de corto plazo.

De manteles largos

En el 2022 las afores cumplen sus primeros 25 años y, a decir de Pliego, el sistema mexicano de pensiones se convertirá en el referente internacional. “Otros países, por lo menos del continente, están volteando a ver a México y quieren para sus sistemas algunos de los cambios a la reforma del año pasado como el aumento de las aportaciones patronales”.

Al respecto, explicó que las aportaciones patronales durante años fue de 6.5% pero con las modificaciones se llegará al 15% al terminar la presente administración. “Con ello el crecimiento de los activos bajo administración en tres años, pasará de 5.2 a 7.5 billones de pesos, aproximadamente. Además estamos impulsando las aportaciones voluntarias”.

Dijo que “ahora lo que hace faltan son proyectos viables para que las afores inviertan los recursos”.

Pliego comentó que el fortalecimiento de los procesos ambientales, sociales y de gobierno corporativo, particularmente en las áreas de inversión y de riesgo “serán condiciones de evaluación para que se sigan liberando puntos de la reserva especial en dos puntos adicionales anualmente de aquí al 2024.

diego.ayala@eleconomista.mx