Las acciones de Grupo Lala, fabricante de alimentos lácteos, cayeron 2.94%, a 12.89 pesos, en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), un día  después de haber sido señalada y obligada a suspender la venta de una de sus líneas de quesos por incumplir con las normas de calidad.

El martes, la Secretaría de Economía ordenó la suspensión inmediata de la comercialización de diversos productos lácteos por incumplir con las normas de calidad.

Otras marcas señaladas por incumplir con la Normas Oficiales Mexicanas (NOM) en la categoría de “quesos” fue Sigma Alimentos, subsidiaria del conglomerado Alfa, con su marca Fud y Nochebuena. También figuraron productos Bafar, con la marca Burr.

Tanto Lala como Alfa, empresas que cotizan en la BMV, tuvieron una jornada apretada y terminaron con bajas relevantes.

Los papeles de Alfa cayeron 1.41%, a 14 pesos. Las acciones de Bafar, que aún no ha hecho ningún pronunciamiento, terminaron sin movimientos, a un precio de 39 pesos.

En un reporte, la casa de bolsa de GBM indicó que ante la prohibición de la venta de quesos que no cumplen con los estándares establecidos, Lala y Sigma “ya se encuentran trabajando para no ser afectadas”.

Lala argumentó que cumple con las especificaciones establecidas y aclaró que resolvió un cuestionamiento del que fue objeto en abril, por parte de la Procuraduría Federal del Consumidor, (Profeco), por no identificar el país de origen del alimento incluido en el listado, según un reporte de Reuters.

“En relación con la información dada a conocer sobre uno de nuestros productos, el queso manchego deslactosado rebanado de 400 gramos, es 100% de leche y cumple con las especificaciones establecidas en la NOM-223-SCFI/SAGARPA-2018 de queso”, aclaró el Grupo mediante un comunicado.

Sigma, que cuenta con 11 marcas en sus distintas categorías, como lácteos y carnes frías, aseguró que “está en contacto con la autoridad competente para aclarar esta situación”.

Marisol Huerta, analista de Grupo Financiero Ve por Más, explicó en redes sociales, que las afectaciones para Lala respecto al producto señalado por la Profeco “es marginal porque no representa ni el 1% de sus ventas, además de que ya fue solucionada la situación”.

Por su parte, Carlos Hernández, analista senior de Masari Casa de Bolsa, comentó que esta noticia impactará de manera relativa en la operación tanto de Grupo Lala como de Sigma Alimentos, ya que solo se trata una pequeña división de toda la gama de los productos que manejan.

judith.santiago@eleconomista.mx