Luego de que ayer el precio del dólar se incrementó debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció la caída, aunque dijo confiar en que el peso mexicano está fortalecido. Se pronunció por el diálogo entre ambas naciones para resolver su crisis comercial.

En Palacio Nacional, López Obrador argumentó que México ya pudo frenar aranceles mediante el diálogo, por lo que hizo ese mismo propósito entre China y la unión americana.

“Nuestro peso, llevábamos el primer lugar en apreciación de nuestra moneda en el mundo, con esto nos bajaron; Japón, el yen se fortaleció en Asia, sólo esa moneda; todo lo demás se cayó, quedamos nosotros en segundo sitio, todavía en segundo sitio.Y estamos resistiendo porque fue fuerte lo de ayer.

“Ojalá, hago un llamado a que se dialogue. No beneficia a nadie la guerra comercial, esto afecta la economía mundial. Se tiene que buscar el arreglo, la conciliación, porque no es sólo las diferencias entre Estados Unidos y China, las dos principales economías del mundo, es que pasan a afectar al resto de las economías y desde luego a la economía mundial.

“Entonces, nosotros estamos resistiendo y esperemos que pronto se convoque para que haya un acuerdo en toda la política arancelaria que no afecte divisas, que no afecte la economía en su conjunto, eso es lo que estamos haciendo”, dijo el Primer Mandatario.

López Obrador dijo que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y la comisión que se creó con ese propósito, hicieron un trabajo excepcional para evitar el 5% de arancel que pretendía imponer Estados Unidos a los productos mexicanos.

“Se están generando estos desequilibrios en el mercado financiero mundial, que es Estados Unidos, China, imagínense en una confrontación de aranceles de Estados Unidos y México. Eso no conviene”, comentó.

[email protected]