La Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), está promoviendo ante la Secretaría de Hacienda que las grandes empresas proveedoras de gobierno den el brinco para listarse en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Lo anterior ayudaría a combatir la corrupción como es el propósito de la actual administración federal.

Después de realizarse el evento donde se dieron a conocer los avances de la Certificación Prime, José Méndez Fabre, presidente de la AMIB dijo que ya tuvieron encuentros con el Banco de México (Banxico) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), dependencias que han mostrado apertura. Ahora la AMIB se acercó a Hacienda.

José Oriol Bosch, director general de la BMV, sostuvo que esta iniciativa ayudará a los objetivos del gobierno de combatir la corrupción entre los contratos entre las empresas y el propio gobierno.

Lo anterior porque más empresas en Bolsa son transparentes, fortalecen su gobierno corporativo y están obligadas a presentar información al mercado.

Aplaudió la iniciativa

La AMIB también está promoviendo otra iniciativa que busca que las empresas que ya estén listadas en Bolsa reciban un trato diferenciado por parte de las instituciones financieras porque son empresas que se han institucionalizado y reducido sus riesgos.

“Estamos haciendo el análisis para efecto que todas aquellas empresas que tienen un crédito bancario y que además cotizan en Bolsa de alguna forma el banco tenga algún beneficio porque son empresas que han pasado por un gobierno corporativo, son transparentes y tienen un menor riesgo”, puntualizó.

José Méndez Fabre dijo que esta iniciativa no es nueva, pero confían en que se concrete.

No dio mayores detalles porque dijo que están analizando junto con más autoridades hacendarias.

erp