Montevideo. El resultado de las elecciones internas partidarias celebradas el domingo en Uruguay puso a los partidos mayoritarios ante el desafío de conquistar votantes, exponen especialistas.

El exalcalde de Montevideo Daniel Martínez obtuvo la candidatura del Frente Amplio con 41.9% de los votos en esa coalición de izquierda, y ahora busca una fórmula presidencial seductora ante la caída en el número de votantes sobre la última interna celebrada en el 2014 (de 300,000 a 255,000 votos) y la baja popularidad del gobierno de Tabaré Vázquez.

El Frente Amplio, en el poder desde el 2005, deberá “tratar de enamorar de vuelta a parte del electorado que lo ha abandonado en este proceso electoral. El camino hacia (las presidenciales de) octubre parece más complicado que hace cinco años”, reflexionó Antonio Caldarello, investigador del Instituto de Ciencias Políticas de la estatal Universidad de la República.

El principal candidato opositor, el senador del centroderechista Partido Nacional Luis Lacalle Pou (53.7% de los votos de su colectividad), anunció su fórmula con la presidenta del directorio de esa agrupación, Beatriz Argimón.

El senador Lacalle Pou llamó a dirigentes de partidos minoritarios e invitó al nuevo líder del Partido Colorado para formar un gobierno de coalición. El legislador llamó a sus partidarios a “caminar rumbo a otros” partidos políticos.

El liberal Partido Colorado será encabezado por el economista Ernesto Talvi, quien derrotó al dos veces presidente Julio María Sanguinetti, igualmente con 53.7% de los sufragios, y busca a su aliado para ganar en octubre.

“Lacalle Pou y Talvi son tradiciones partidarias diferentes. Pueden conversar sobre soluciones que ataquen los problemas del país: política económica, inserción comercial internacional y política exterior”, destacó el catedrático Romeo Pérez.

Unos 2.7 millones de uruguayos elegirán al sucesor de Tabaré Vázquez a finales de octubre, y en caso de no haber mayoría absoluta de votos habrá segunda vuelta en noviembre. Vázquez dejará el poder el 1 de marzo del 2020.