Washington. Twitter y Facebook anunciaron medidas para frustrar los esfuerzos por engañar o dividir a los votantes, en momentos en que Estados Unidos se acerca a una polémica elección presidencial.

Twitter dio a conocer nuevos pasos para evitar la propagación de contenidos de “medios afiliados a Estados”, utilizados para avanzar en la agenda política de un gobierno, una medida que afecta a los medios clave de Rusia y China.

Mientras tanto, Facebook desmanteló una red de unas 120 cuentas en su plataforma y en Instagram que realizaban una campaña engañosa desde Rumanía fingiendo ser estadounidenses que apoyaban al presidente de su país, Donald Trump.

La red publicaba contenido sobre la campaña de Trump exaltando el apoyo que supuestamente reúne el magnate de parte de los afroestadounidenses, los cristianos y el movimiento conspiracionista Qanon.

Twitter, con sede en San Francisco, anunció que etiquetará y reducirá el alcance de cuentas de medios afiliados a un Estado y que “ya no amplificaría” sus tuits a través de su sistema de recomendaciones.

Un portavoz de la red social dijo que los medios afectados por la nueva política incluyen Sputnik y RT con sede en Rusia y Xinhua de China, pero no dio una lista completa.

“A diferencia de los medios independientes, los medios afiliados a Estados con frecuencia usan su cobertura de noticias como un medio para avanzar en una agenda política”, explicó Twitter en un comunicado.

Asimismo, aclaró que la medida no afectará a “organizaciones de medios financiados por Estados con independencia editorial”, citando específicamente a la BBC británica y a la Radio Pública Nacional de Estados Unidos.

Las medidas se producen en medio de las preocupaciones que existen en Estados Unidos sobre la injerencia de entes del exterior.