El presidente de Estados Unidos Donald Trump viajó a California este martes 13 de marzo para poder observar los 8 prototipos del muro fronterizo con México, que planea construir, el cual mediría 3,000 kilómetros.

Cuatro de los ocho prototipos del muro fueron construidos de concreto y cuatro de “otros materiales”.

Trump afirmó en el lugar, luego de ver los prototipos, que los modelos que más le convencieron fueron los más altos, ya que los que atraviesan el muro son "escaladores profesionales", afirmó el mandatario, también fue de su agrado un prototipo que se puede “atravesar con la mirada”, que permite ver la parte de Estados Unidos hacia México.

 

También declaró que la gestión de California le parece deficiente, así como los dos muros que se encuentran actualmente en la zona. 

Las constructoras de los prototipos de concreto fueron Caddell Construction Co. LLC, de Montgomery, Alabama; Fisher Sand & Gravel Co. de Tempe, Arizona; Texas Sterling Construction Co., de Houston, Texas, y W. G. Yates & Sons Construction Company, de Filadelfia, Misisipi.

Las ganadoras de los prototipos de “otros materiales” Caddell Construction Co., KWR Construction, Inc. de Sierra Vista, Arizona; ELTA North America Inc. De Annapolis, Maryland, y W. G. Yates & Sons Construction Company, de Filadelfia, Misisipi. Dos de las empresas ganaron en ambos concursos.

Cada uno de los prototipos tuvo un costo de entre 400,000 y 500,000 dólares. Los fondos para su construcción formaron parte del presupuesto suplementario del Departamento de Seguridad Interna (DHS) del año fiscal 2017.

El propuesto muro será complementario a otros recursos que usará la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para protección fronteriza, incluidos sensores, cámaras de vigilancia, torres de comunicación, iluminación e infraestructura.

La administración Trump solicitó en febrero pasado al Congreso un presupuesto de 25,000 millones de dólares para la seguridad fronteriza, 18,000 millones de los cuales corresponderían al proyecto de construcción de un muro en un lapso de 10 años.

El Congreso de Estados Unidos no ha aprobado ningún recurso para la edificación del muro propuesto por Trump durante su campaña presidencial.

Trump anunció este mes que aplazará la construcción de un tramo del muro fronterizo en el área de San Diego, hasta que cuente con la aprobación completa de su proyecto.

El estado de California y una coalición de otros grupos habían demandado al gobierno federal desafiando los planes de la administración Trump de no aplicar las leyes ambientales para acelerar la construcción de un nuevo muro fronterizo.

El tribunal otorgó la moción del acusado para un juicio sumario, permitiendo que se construyan unos 27 kilómetros de muros fronterizos al sureste de San Diego.

Autoridades cerraron la visibilidad del lado de México con tráilers, durante el tiempo que estuvo el presidente estadounidense en el lugar.

Manifestaciones por la visita de Trump

Con motivo de la visita habitantes de California se han manifestado y el gobierno de la localidad prevé otras protestas a lo largo del día.

La visita generó una inusual actividad del lado mexicano, que congregó a manifestantes, que pretendían hacer llegar su sentir ante las medidas migratorias implementadas por Donald Trump.

Del lado del territorio nacional, con mucha anticipación agentes de la Policía Federal implementaron un operativo de seguridad para que las manifestaciones estuvieran dentro de los márgenes permitidos y hasta les permitieron el paso para colocar mantas en el muro.

Las mantas colocadas en el lado mexicano manifestaban leyendas como “Trump, alto a las deportaciones” y “Trump, no pagaremos tu muro”, entre otras.

También presentes en la manifestación estaban los veteranos que han sido deportados y que esperan ser considerados para recuperar sus derechos como ciudadanos estadunidenses.

Donald Trump llegó a San Diego por la tarde, luego se dirigió a Otay Mesa, localidad al sur, para poder apreciar los prototipos.

Antes de la llegada de Trump a California el gobernador de la localidad, Jerry Brown le recordó que el estado ha crecido para posicionarse como la sexta economía del mundo, gracias al recibimiento de inmigrantes e innovadores que han llegado de los cuatro rincones del planeta, afirmó el funcionario en una carta abierta.

La polémica visita se realiza a poco menos de un mes que un juez decidió rechazar la petición del estado de California y de grupos ambientalistas en la que se pretendía evitar la construcción del muro fronterizo.

México ha reafirmado a Trump que no pagará el muro que busca colocar en la frontera entre los dos países, incluso el presidente Enrique Peña Nieto pidió, en una llamada telefónica hace unos días, que el mandatario de los Estados Unidos comunicara que México no pagaría el muro, petición que Donald Trump rechazó.