Una frase reveladora ha aparecido en varias noticias importantes sobre el gobierno de Trump en los últimos días: la Casa Blanca no respondió a las solicitudes de comentarios.

No fue un la Casa Blanca se negó a comentar o un nos pondremos en contacto contigo , sino­ ninguna respuesta en absoluto cuando los periodistas han pedido a la Casa Blanca su versión sobre los acontecimientos.

En un momento en que el presidente Trump ha declarado a los medios de comunicación el enemigo del pueblo estadounidense , el silencio oficial de la Casa Blanca ha dejado a algunos periodistas preguntándose si la falta de respuestas son mera indiferencia o una estrategia para desacreditar a la prensa destacando los defectos después de su publicación en lugar de hacerlo de antemano.

Por su parte, la Casa Blanca que sí respondió a esta historia culpa a los periodistas por no haber intentado lo suficiente como para conseguir la versión oficial sobre la noticia. Tenemos un historial increíble de respuestas a los medios , dijo el secretario de prensa, Sean Spicer, en una entrevista. Algunos periodistas, comentó, no siguen los procedimientos establecidos para obtener una respuesta o hacen el mínimo esfuerzo en el plazo de sus entregas, dejando a los funcionarios poco o ningún tiempo para responder.

¿Dónde está el artículo o la controversia sobre los muchos reporteros que redactan o tuitean sin llamar o escribir en busca de un comentario oficial? , preguntó Spicer.

NOTICIA: Trump ataca a la prensa "deshonesta" por la cobertura que recibe

Las variaciones del discurso de que la Casa Blanca no respondió aparecieron en las revelaciones del Wall Street Journal de que miembros de la comunidad de inteligencia han estado reteniendo información del presidente Trump por preocupación de que se filtren; en un artículo del New York Times sobre los primeros esquemas de los planes de presupuesto federal de Trump; y un informe de la Associated Press de la semana pasada en torno a que la administración había redactado una orden ejecutiva para movilizar a más de 100,000 soldados de la Guardia Nacional para ayudar a reunir a los inmigrantes indocumentados.

Poco después de la aparición de la historia de la AP, Spicer dijo a periodistas que viajaban en el Air

Force One con el presidente que el artículo de la Guardia Nacional era 100% falsa... Es irresponsable decir esto . También dijo: Ojalá hubieran preguntado antes de tuitear . Excepto que la AP dijo que hizo exactamente eso pero nunca recibió una respuesta.

La portavoz de la AP, Lauren Easton­, proporcionó los correos de la reportera de la agencia en la

Casa Blanca, Julie Pace, en los que escribía a Spicer­ buscando su opinión. Los correos electrónicos tenían las horas 10:27 am y 3:29 pm del jueves 16, aproximadamente 24 y 19 horas antes de que la AP publicara su artículo. Pace no recibió respuesta. Easton también dijo que la agencia tampoco tuvo suerte con el Departamento de Seguridad Nacional. AP tenía el borrador, se esforzó por obtener comentarios y publicó su historia cuando parecía razonable suponer que estábamos siendo obstruidos , dijo. La Casa Blanca reconoció más tarde la autenticidad del borrador del memorándum, pero refirió que la propuesta no se está considerando seriamente. La búsqueda de comentarios oficiales es una obligación fundamental para los periodistas. Hacerlo es una cuestión de justicia, ya que otorga a los funcionarios la oportunidad de dar su versión de los hechos. También hace que los artículos sean más precisos; las fuentes oficiales a menudo indican errores y proporcionan información adicional que cambia o refuerza un artículo antes de su publicación.

NOTICIA:Trump llegó para cambiar el molde presidencial

En su conferencia de prensa el jueves 16 de febrero, sin embargo, Trump afirmó que los medios estaban perpetuando noticias falsas al no buscar comentarios. Nunca recibo llamadas telefónicas de los medios , dijo en un momento. ¿Cómo escribieron un artículo como ese en el Wall Street Journal

(sobre la comunidad de inteligencia) sin preguntarme, o cómo escribieron un artículo en The New York Times (sobre el caótico ajuste del equipo de Trump a la Casa Blanca), y lo pusieron en la primera plana? (Spicer también se opuso a este último artículo después). Ambas publicaciones dijeron que hicieron grandes esfuerzos para conseguir la versión de la Casa Blanca. El portavoz del diario, Steve Severinghaus, dijo que sus reporteros hablaron con un funcionario de la Casa Blanca y el portavoz de la Oficina de Director de Inteligencia Nacional mientras compilaron su artículo. Ambos hicieron comentarios para la pieza , dijo. Eligieron no poner al presidente al teléfono .

Los periodistas Maggie Haber-man­ y Glenn Thrush, quienes escribieron la historia sobre la transición de Trump, han sido inusualmente públicos sobre sus frustraciones con los portavoces de Trump. Los últimos 14 correos electrónicos que he enviado a su secretario de Prensa han quedado sin respuesta , escribió Thrush en Nytimes.com.

Haberman escribió: Envíe un correo electrónico a su oficina de prensa casi todos los días, y Sean Spicer y (su asistente de secretaria de prensa) Sarah Huckabee se niegan a responder a mis correos . Ella también tuiteó que la oficina de prensa financiada por los contribuyentes que tiene horas para dedicarse a enfocarse en los artículos de intriga palacial y en perfiles no responde a las preguntas rutinarias .

Haberman dijo por correo que Spicer y su personal pueden sólo estar abrumados y, por tanto, ser incapaces de responder de manera oportuna. La oficina de prensa de la Casa Blanca siempre ha sido un trabajo muy exigente, pero tendrías que preguntarle a Sean o a

Sarah por qué no han respondido. Algunas fuentes, sin embargo, sugieren que Haberman y Thrush están recibiendo un trato frío debido a los artículos que la Casa Blanca puso en duda. Una teoría menos caritativa una de las disputas de Spicer es que la Casa Blanca está jugando un juego pasivo-agresivo: no responder promueve los intentos de Trump de socavar a los medios dejando que las falsas afirmaciones se mantengan en las noticias para desacreditarlas más tarde.

NOTICIA: Casa Blanca "luchará contra ataques injustos" de medios

No hay excusa para callar a los medios simplemente con el fin de castigar su credibilidad para dar informes verdaderos , escribió el blogger Ben Shapiro en respuesta al artículo de la AP sobre la inmigración. No me extraña que nadie sepa ya qué creer .

Algunos periodistas dicen que la mejor manera de obtener una respuesta de la Casa Blanca es estar allí; Spicer y su personal son a menudo accesibles en sus oficinas del ala oeste, dijeron. Pero ni siquiera eso ofrece garantías. Cuando la crisis que rodeaba al consejero de seguridad nacional, Michael Flynn, se coronó con su renuncia, los reporteros se plantaron en la oficina de Spicer. Finalmente fueron recompensados con una declaración de Spicer y una breve aparición de Trump después de dos horas de espera.

Paul Farhi es reportero sobre medios para The Washington Post.