Washington. Donald Trump invocó un privilegio ejecutivo para prohibir al exabogado de la Casa Blanca, Donald McGahn, acuda al llamado que le hizo el Congreso para proporcionar documentos relacionados con la investigación del abogado especial Robert S. Mueller III.

En una carta dirigida al Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el actual abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, dijo que McGahn no tiene la obligación legal de cumplir la citación que le ha enviado el Congreso.

La invitación menciona que los legisladores están interesados en analizar 36 documentos, la mayoría de ellos relacionados con la investigación de Mueller sobre la injerencia de Rusia en las elecciones del 2016.

Más bien, Cipollone argumentó que el comité tiene que enviar la solicitud a la Casa Blanca, e incluso insinuó que podrían pedir bloquear la información.

Confidencialidad, dice la Casa Blanca

Cipollone argumentó la razón por la que no está dispuesto a compartir información a través del llamado del Congreso a Donald McGahn: “Los registros de la Casa Blanca permanecen legalmente protegidos contra la divulgación según los principios constitucionales de larga data, porque implican importantes intereses de confidencialidad del Poder Ejecutivo y privilegios ejecutivos”.

Sobre los vínculos de McGahn con la investigación de Mueller, el abogado actual de la Casa Blanca mencionó: “La Casa Blanca proporcionó estos registros al señor McGahn en relación con su cooperación con la investigación del fiscal especial y con el claro entendimiento de que los registros siguen sujetos al control de la Casa Blanca para todos los propósitos”, escribió.

Es probable que la medida enfurezca a los demócratas de la Cámara de Representantes, quienes esperaban hacer de McGahn su testigo estrella mientras intentan desentrañar los hallazgos del informe de Mueller.

McGahn emergió como un jugador central en los hallazgos de Mueller, un confidente de alto nivel que documentó en tiempo real la ira de Trump contra la investigación de Rusia y los esfuerzos para cerrarla.

Los demócratas esperaban que testificara durante una audiencia con transmisión a nivel nacional.