Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció el día de ayer 27 de octubre, que probablemente habría un nuevo paquete de estímulos por Covid-19 tras las elecciones del 3 de noviembre, con la Casa Blanca sin poder reducir las diferencias tanto con los republicanos como con los demócratas en el Congreso.

“Tras la elección tendremos el mejor paquete de estímulos que hayan visto”, dijo Trump en la Casa Blanca.

Trump y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se han culpado mutuamente por el estancamiento en las conversaciones para alcanzar otro paquete de estímulos por alrededor de 2 billones de dólares para superar los golpes económicos provocados por la pandemia

“Siempre hablaremos de ello porque nuestra gente debería recibirlo, el estímulo, pero Nancy Pelosi sólo está interesada en rescatar ciudades y estados demócratas mal administrados y plagados de delincuencia”, aseguró Trump.

Pelosi, la principal demócrata electa, lideró a la Cámara baja para aprobar un proyecto de ley de alivio por coronavirus de 3 billones de dólares en mayo, pero los republicanos que controlan el Senado se opusieron a otro gran paquete. Impulsaron una medida mucho menor enfocada a algunas áreas de ayuda.