Bogotá.- La destitución del alcalde de Bogotá, el izquierdista Gustavo Petro, quien ha llamado a la movilización popular para defender su permanencia en el cargo, quedó suspendida temporalmente este martes por un tribunal administrativo de la capital colombiana, informó uno de sus magistrados.

El tribunal administrativo de Cundinamarca "adoptó la decisión de ordenar la suspensión provisional" de un fallo de la Procuraduría que sancionó a Petro con la destitución de su cargo y la inhabilitación política por 15 años, señaló el magistrado José María Armenta a la prensa.

Esta resolución, basada en una acción de tutela, ordena al presidente Juan Manuel Santos "que se abstenga de darle cumplimiento" a la sanción hasta que haya una decisión de fondo. La medida contra Petro requiere del aval del mandatario para ser ejecutada.

Petro celebró la noticia y aseguró que es una "muestra de que si la justicia y las multitudes van de la mano, se puede detener la tiranía y la arbitrariedad, se puede construir realmente una Colombia democrática".

Además, el mandatario local llamó a sus seguidores a seguir alertas y demostrándole apoyo con manifestaciones en las calles de la ciudad.

Luis Fontalvo, abogado del alcalde, explicó a la prensa que la medida adoptada por el tribunal tiene "carácter temporal, transitorio, como diríamos cautelar, con la intención de evitar daños inminentes".

"Esa tutela debe tramitarse para establecer si hubo vulneración a derechos fundamentales del señor alcalde", añadió el abogado.

El tribunal cuenta con un plazo de diez días para decidir sobre el fondo de la tutela, presentada por supuesta vulneración de los derechos políticos del alcalde.

Petro, un exguerrillero y economista de 53 años, fue elegido para gobernar Bogotá de 2012 a 2016.

Sin embargo, la Procuraduría, que controla a los funcionarios públicos, le sancionó el pasado 9 de diciembre con destitución e inhabilitación, en un caso de dolo en el manejo del sistema de recolección de basuras de Bogotá.

Según la Procuraduría, Petro "cometió tres faltas disciplinarias gravísimas", dos de ellas a título de dolo, al modificar a fines de 2012 el sistema de recolección de basura, que pasó de ser una concesión adjudicada a compañías privadas a estar manejado por la empresa pública de aguas.

Horas antes de que el tribunal anunciara este martes la suspensión temporal de la sanción contra Petro, el ministro de Justicia, Alfonso Gómez, había anunciado que el presidente Santos ejecutaría la destitución del alcalde a menos que antes se emitiera una orden judicial contraria.

"El gobierno tiene muy claro que le corresponde cumplir la decisión de la Procuraduría, si no existe una decisión de otro orden que le impida hacerlo", aseguró Gómez en una entrevista radial.

"Ahora, si hay una decisión de otro orden judicial (como una tutela) que le quite efecto a esa decisión antes de que el presidente tenga que pronunciarse, naturalmente ya no sería lo mismo", explicó el ministro.

Tras el anuncio de la sanción en diciembre, q ue produjo masivas manifestaciones en las calles de Bogotá, la defensa de Petro recurrió el fallo ante la misma Procuraduría -que procedió a confirmarla este lunes- y presentó también un recurso ante el tribunal administrativo de Cundinamarca.

Además, el alcalde llevó su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero este organismo aún no se ha pronunciado.

En paralelo al proceso de destitución, hay convocado para el próximo 2 de marzo un referéndum revocatorio del mandato de Petro, que el propio alcalde ha presentado como la mejor solución a su caso.

La alcaldía de Bogotá es el cargo de elección popular más importante en Colombia después de la Presidencia.

nlb