Tegucigalpa. Un reo murió en un hospital de Tegucigalpa este domingo, con lo que aumentó a 359 el número de muertos en el trágico incendio de la cárcel de Comayagua, en el centro de Honduras.

Wilson Recarte García, de 30 años, falleció en la madrugada y "ya solo quedan cuatro de los 10 presos con quemaduras graves ingresados en el Hospital Escuela tras el incendio en la cárcel de Comayagua , indicó la portavoz la portavoz del centro médico, Lilia Leiva.

Rivera García, como los otros cinco, "murieron de insuficiencia renal por la profundidad de las quemaduras", añadió la fuente.

Poco más de una treintena de cadáveres habían sido identificados en la Morgue de Tegucigalpa y 16 entregados a los familiares hasta la tarde del sábado para su sepultura.

El incendio en el superpoblado penal de Comayagua es una de las peores tragedias ocurridas en una cárcel en el mundo. Las causas del siniestro son investigadas por expertos internacionales, incluidos peritos llegados de Estados Unidos.