Londres. Ahora, parece claro que el divorcio podría ser un poco incómodo.

El gobierno británico le advirtió ayer a Escocia que si vota por abandonar al Reino Unido, perdería la moneda británica, la venerable libra esterlina.

Si Escocia se separa del Reino Unido, se separa de la libra esterlina del Reino Unido , aseguró ayer el canciller de Hacienda británico, George Osborne, en un discurso en Edimburgo, en un hecho que incrementó las apuestas en la batalla por la independencia de Escocia.

Los comentaristas describieron el discurso como uno de los desarrollos más importantes en la lucha por el futuro de Escocia, con claras líneas de batalla trazadas por el gobierno británico, que hasta ahora se ha resistido a discutir los términos de una posible ruptura.

El independentista Partido Nacional Escocés (SNP, por su sigla en inglés) acusó al gobierno de blofear e intimidar.

Este es un intento concertado por parte del establishment en Westminster para intimidar y amedrentar, pero sus esfuerzos para reclamar la propiedad de la plata sterling se les revertirá espectacularmente, en términos de la reacción de la gente de Escocia , aseguró Alex Salmond, primer ministro de Escocia y líder del SNP, en un comunicado.

Salmond insistió en que una zona de moneda común era en el mejor interés de todos. Aseveró que la postura del gobierno del Reino Unido será muy diferente el día después de que la gente vote sí , a diferencia de la retórica que estamos escuchando ahora .