El Vaticano está considerando la designación del cardenal Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo de Guadalajara, como delegado del Papa Benedicto XVI para la refundación de los Legionarios de Cristo.

El vaticanista Sandro Magister aseguró ayer en un artículo en la prensa italiana que el nombre del purpurado fue propuesto por los visitadores apostólicos de la Legión, durante el encuentro que sostuvieron en Roma el pasado fin de semana.

Además, estimó posible que no habrá ninguna indulgencia con ese sistema de poder representado por los Legionarios de Cristo, lo que se traducirá en la destitución de su actual cúpula, comenzando por su director general Álvaro Corcuera y el vicario general Luis Garza Medina.

Añadió: En la reunión se discutió eso, se describieron las condiciones que se requieren para esta tarea, y se ha explicitado un nombre, uno solo hasta ahora, el del cardenal mexicano Juan Sandoval Iñiguez, arzobispo de Guadalajara .

Magris aseguró que jamás se ha mezclado con ellos ni con sus complots ni con Maciel ni con los actuales dirigentes. Tiene 77 años y está a punto de abandonar el gobierno de su diócesis por haber superado el límite de edad, por eso podrá dedicarse en forma plena a la causa.

Un retroceso, el nombramiento

Sería un retroceso considerar la designación del cardenal Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo de la occidental Guadalajara, como delegado del Papa Benedicto XVI para la refundación de los Legionarios de Cristo, indicó Fernando González, autor del libro La iglesia del silencio. Afirmó que este Cardenal es uno de los tipos más lamentables del episcopado mexicano, porque es capaz de mentir . Explicó que acudió a él cuando elaboró una investigación sobre el caso Posadas y es uno de los sujetos más inconsistentes .

En opinión del investigador psicoanalista de la UNAM, el arzobispo de la occidental Guadalajara no tiene calidad ética, pues es uno de los sujetos más mentirosos y la Legión de Cristo necesita gente que sea capaz de analizar su historia y no engañarse .

Declaró que nombrar a un Delegado Papal recupera parte de las sugerencias del Superior General de los carmelitas Anastasio Ballesteros quien el 11 de enero de 1957 entregó un dictamen sobre la Legión de Cristo que aludía nombrar a un obispo mexicano que apartara a Marcial Maciel de todo ejercicio con sus alumnos.