Washington.- Una corte de apelaciones rechazó un pedido de Samsung Electronics para que se permita vender su Galaxy Tab 10.1 en Estados Unidos, mientras lucha contra acusaciones de que el dispositivo copia ilegalmente al iPad de Apple.

" El requerimiento de Samsung para un aplazamiento inmediato es denegado", dijo la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito Federal.

Apple y Samsung Electronics están librando batallas legales en alrededor de 10 países, acusándose mutuamente de infringir patentes mientras compiten por la supremacía en el floreciente mercado de dispositivos móviles.

La decisión es la más reciente contra Samsung en una corte estadounidense pero es poco probable que presione fuertemente sobre las utilidades de la poderosa tecnológica de Asia, ya que está lanzando nuevos modelos de tabletas y teléfonos inteligentes.

El viernes, Samsung anunció que un aumento en las ventas de sus teléfonos inteligentes lo ayudó a alcanzar un récord de 5,900 millones de dólares en ganancias trimestrales.

Esta semana, la jueza de distrito Lucy Koh en San Jose, California, rechazó el pedido de Samsung de levantar su orden del 26 de junio de frenar las ventas de la tableta, que cuenta con el sistema operativo Android de Google y compite mano a mano con el iPad.

Apple demandó a Samsung el año pasado, acusando al fabricante de productos electrónicos de Corea del Sur de copiar al iPhone y al iPad. Samsung lo negó y contrademandó.

Las tabletas Galaxy de Samsung son consideradas por muchos expertos de la industria como las principales contendientes del iPad, que lidera el mercado.

Apple vendió 13.6 millones de iPads desde enero a marzo para controlar el 63 por ciento del mercado global de tabletas, según una investigación de Display Search. Samsung vendió 1,6 millones de tabletas, con un 7,5 por ciento del mercado.

apr